Ir al contenido principal

CEDRO VERDADERO


Hola de nuevo. El titulo de esta entrada hace alusión a lo de verdadero ya que en Japón se ha llamado siempre cedro rojo a la criptomeria.



 El ejemplar de hoy es un cedro, concretamente Cedrus atlántica péndula casi con toda seguridad y digo casi porque los cedros se hibridan unas especies con otras con mucha facilidad.



Sí y no me mires con cara de pasmado¡¡

Material de vivero, comprado hace unos 6 años con una altura aproximada de 1.20 m. El tronco era grueso y tenía un movimiento con curvas suaves difícil  de ver en estos árboles ya que normalmente son rectos y luego comienzan a inclinarse a partir de cierta altura.


Lo primero que había que hacer era definir  el ápice cortando la altura innecesaria. Lo normal en esta variedad hubiera sido cortar la punta desgarrando y luego hacer un shari a lo largo del tronco. Pero yo quería  darle un estilo llorón como formando hilos de agua, muy femenino, en el cual;  la madera muerta no pegaba de ninguna de las maneras, así que;  hice un corte recto mirando hacia la parte trasera y me prepare a esperar que fuera cerrando la heridas. Las cicatrices en las coníferas tardan mucho en cerrarse ya que los tejidos se comportan diferente que en las frondosas.



Lo pase del contenedor a una maceta ovalada poco apropiada pero lo suficientemente grande para que  las raíces cupieran sin problemas.





Ha estado sin transplantar de nuevo hasta este invierno que lo hemos colocado en una maceta rectangular y de un tamaño mas adecuado.


Necesita mejorar la base de raíces.




cicatriz sellada

Para modelarlo únicamente he utilizado la técnica de dejar crecer y podar, sin alambres.