Ir al contenido principal

CADA CUAL Y SU FRENTE

Hola de nuevo
Esta entrada viene causada por una conversación mantenida con Robert Steven a cuenta de los posibles frentes de un bonsai.



Normalmente el frente se elige por un compendio de varios detalles.

Base de raíces optima
Conicidad del tronco aceptable
Ramas en las posiciones correctas
Equilibrio
Cicatrices ocultas
Armonía……
Ápice inclinado hacia el espectador….

Una vez que hemos atendido a todos estos detalles técnicos  decidimos la maceta mas adecuada y plantamos el árbol con el frente por el que hemos optado.




Después colocamos el bonsai en el estante y le hacemos las fotos de rigor y…. pardiez. En las fotografías nuestro frente queda como una castaña con lo cual equivocadamente cambiamos el frente del bonsai para que quede bien en la foto.

La foto únicamente nos da dos dimensiones del árbol, no vemos la profundidad, la silueta la vemos plana, el volumen de las masas no existe…. Antiguamente el bonsai en China se colocaba en el jardín. No eran árboles solitarios sino verdaderos paisajes que imitaban escenas enteras de la naturaleza con lo que era necesario verlos desde todos los ángulos para poder disfrutar de la vista al completo.






El bonsai en Japón comenzó a utilizar el tokonoma para exponer los árboles, encerrándolos en un pequeño escenario casi igual que en un photocall lo que el bonsai no podía contemplarse por todos sus lados.
Otro problema añadido es que los estantes en las exposiciones no tienen la altura adecuada para ver los árboles.  Muchas veces debes agacharte para poder ver el frente a la altura adecuada.

Ya se ven exposiciones donde el árbol no permanece estático en un estante sino que se expone en una columna para poder apreciarlo por todos los lados.




Muchas veces se elige el frente por donde el bonsai nos parece mas espectacular y sin embargo deberíamos elegir como frente la parte casi mas bella, pero solo; casi la mas bella. De esta manera tendríamos que dar vueltas alrededor del árbol buscando la parte mas atractiva.


En el ejemplar que nos ocupa, tenemos un verdadero problema.
Si atendemos al nebari o al movimiento del tronco algunas posiciones parecen claras.  Si atendemos a la silueta (como queda bien en la foto) se da de bruces con la realidad (la rama mas gruesa queda hacia atrás y es excesivamente larga, el movimiento se pierde un poco…), el tronco resulta algo insulso.
Al inclinar el árbol la cosa mejora algo pero tampoco para lanzar cohetes. Si damos preferencia a la rama más gruesa, el tronco se queda recto y monótono.






La copa es ligeramente ovalada y desplazada del eje del tronco.  La rama gruesa es lo que menos me gusta.
En fin, un dilema con muchas soluciones. Puede que encuentre la correcta. En ese camino estamos.
Como último recurso me queda exponerlo en una basa giratoria.

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.