Ir al contenido principal

COMPRAR UN PREBONSAI, ¡¡ QUE DILEMA¡¡

Hola de nuevo.



Poco a poco el aficionado al bonsai va educando el ojo y busca el mejor ejemplar para su colección. Cuando partimos de material humilde, muchas veces nos perdemos mirando y mirando sin saber descubrir el potencial futuro del árbol.
Debemos fijarnos en una serie de puntos que harán que nuestra elección sea la correcta.
En estos cuatro ejemplos podemos ver diferentes posibilidades.


1.- Un árbol muy digno; Tiene múltiples ramas con los entrenudos muy cortos y la curvatura del tronco resulta natural. La conicidad es buena con lo que podemos utilizar el ápice en el futuro diseño.
El nebari es muy estrecho dando la sensación de estar hincado pero se puede solucionar cambiando el ángulo de plantado o bien buscando el frente por donde la base resulte mas ancha.
 

2.- La primera mitad del árbol es francamente buena y fácil de trabajar. La segunda parte es demasiado monótona y vertical, no se corresponde con el movimiento de la parte inferior y además, la ramificación es casi inexistente. Podemos cortar y modelar el árbol con la zona inferior o bien injertar por contacto ramas de la parte superior en la zona central.
El nebari es poderoso y mejor que en el primer caso. Deberíamos cambiar el ángulo de plantado.


3.- La primera parte del bonsai es demasiado larga y recta. La segunda parte tiene  mas movimiento, ramas y conicidad. Los entrenudos son algo largos pero se puede mejorar. La mejor opción es realizar un acodo y aprovechar la parte superior del acodo eliminando el último tercio que es demasiado recto.
Tendremos un árbol mas pequeño pero de mas calidad.

Añadir leyenda


4.- Toda la parte intermedia del tronco es demasiado recta y muy fea, prácticamente sin ramas. La solución pasa por cortar toda la parte superior y esperar a que los brotes latentes se desarrollen. Podemos acodar por la zona fea para obtener un proyecto mas pequeño pero mejor.



¿ Cual de ellos comprarias?
Saludos

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.