Ir al contenido principal

CRONICA DE BONSAI, 1993


Hola de nuevo.



El otro día estuve comiendo con unos viejos amigos. Comenzamos a charlar de los viejos tiempos, probablemente, debido a un exceso por mi parte de orujo.
Nos conocimos en Burgos en el Segundo Congreso Nacional de Bonsái que se celebro en Septiembre de 1993.
Aquel congreso sirvió entre otras cosas para presentar en sociedad en numero 0 de la revista Bonsái Autóctono.




Todos éramos más jóvenes. Allí estaba Terakawa , Luis, Colin Lewis, Ito Herrero, Carolina Piris, Rosa Bonet, Xus Revuelta, Julio Romo, Jorge Penalba, muchos amigos de San Sebastian, de Alava, de Salamanca, Toledo, Palencia, Lérida, Valladolid…..




A muchos los he perdido de vista. A otros los sigo viendo en congresos y demos. El caso es que charlando, charlando, le pregunto a la Kuka.
¡¡Oye, tú que lo guardas todo ¡¡¡ ¿ No tendrás algún documento grafico de aquella época?
Pues mira por donde ,SI
Cuando vi. aquellos ejemplares que yo cuidaba , me dio un subidón.
Un endrino en semicascada, un oxycedro con la madera trabajada ,ese bosque de hayas .

El bosque obtuvo premio, La verdad es que ni me acuerdo si fue primero, segundo o tercero. Con el correr del tiempo se me ha olvidado. Es posible que algún aficionado que lea estas líneas lo recuerde. También fue portada del numero 11 de Bonsái Autóctono.




Este bosque fue diseñado en un taller con Carlos Muñoz y al principio fue muy criticado porque el regente y el árbol secundario tenían las curvas confrontadas pareciendo que se separaban en el centro y se acercaban por loa ápices. Sin embargo el conjunto resultaba espectacular y muy natural.
El bosque también estuvo presente en la exposición del Congreso Europeo celebrado en Valencia.
Mas tarde viajo a Madrid y no se aclimato bien. Termino muriendo y solo permaneció vivo el regente. Fue una alegría para mí ver ese regente en el libro de Luis.




Gracis Kuka por cederme las fotos para hacer la entrada.

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.