F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : DEL RITMO Y EL BONSAI

marzo 27, 2012

DEL RITMO Y EL BONSAI


Hola de nuevo.

Hoy no tengo un día especialmente bueno, ni positivo ni nada por el estilo. Sin embargo he vivido cosas durante este fin de semana que me hacen entender un poco mas y mejor lo que se mueve alrededor de mi con respecto al arte del bonsái.



Todas las cosas, las actividades, las artes tienen su ritmo, su candencia. Unas veces mas lento, aprendes menos otras; es mas veloz, notas mejoría, evolucionas. 




Te preguntas a menudo. ¿Como alcanzar ese ritmo? Bueno supongo que a base de ejercitarlo, de insistir. Cuando dominamos ese ritmo, esa manera, seguro que;  la ejecución es buena. El resultado será magnifico tanto diseñando y trabajando bonsái como en otros ordenes de nuestra vida.



En lo abstracto también sucede eso. Conozco dos personas en este mundo del bonsái que han conseguido dominar ese ritmo. Han pasado por un momento ascendente, lo eran todo en el bonsái, los primeros, los fundadores. Luego llego con los años una nueva ola un nuevo punto de vista y ellos supieron adaptar su ritmo a una cierta decadencia, a no estar en la cresta. En su casa el ritmo, la forma seguía siendo esplendida. Grandes trabajos, bonsáis excepcionales, suisekis de premio, kusamonos….



A lo largo de los años, han conocido personas, personajes, personajillos... y ellos se han mantenido firmes ejecutando los pasos al unisono y siempre ajenos a todo aquello que no fuera mejorar, conocer, aprender. Esto ha derivado en una comunidad alrededor de ellos que se refleja en su forma de ser y de estar.







Su generosidad es legendaria. Dedican su tiempo a mejorar y así, sin querer mejoramos los que tenemos la suerte de estar cerca.


Por todo esto y mucho mas, por hacer de la imperfección un conjunto perfecto, porque se quieren y nos quieren, por ser sus amigos y añadir unos cuantos amigos mas gracias a ellos. 


Por todo esto: Os quiero y ojala, alcance ese ritmo al unísono y me parezca un poco a vosotros.
Gracias  Rosa, gracias Xus