Ir al contenido principal

LA GRACIA CENICIENTA DE LA ENCINA

 
Hola de nuevo:



Hoy toca charlar un rato sobre  las encinas. Un arbol no muy apreciado en bonsai ya que su crecimiento es desordenado, sus raices caprichosas y sus formas demasiado uniformes. Sin embargo ; alguna especie y mejor dicho, algunos hibridos poseen unas hojas pequeñas muy interesantes asi como formas y escamas de la corteza muy agradables para trabajar como bonsai.





En la zona de influencia del Cantabrico, aparecen pequeñas manchas de bosques de encinas. La mayoria  forman bosques relicticos de poca altura y muy espesos en zonas calcareas aunque se dan tambien en otros  tipos de suelos. Estos bosques estan en suelos muy pobres y faltos de agua ya que en vez de penetrar y mojar el sustrato corre libremente y el agua se mantiene muy poco tiempo en el suelo.



Es curioso ver grandes manchas de encinas en zonas como la reserva de Urdaibai, propias de clima mediterraneo y viviendo en zona de influencia cantabrica, con un regimen de lluvias altisimo.




Muchas veces me he internado en ese espeso bosque para buscar alguna piedra  y entre las piedras , donde se ha mantenido alguna cantidad de sustrato crecen las pequeñas encinas  algo  ladeadas debido al viento. Tambien hay cantidad de zarzaparrilla que pincha como un demonio, aladiernos, labiérnagos y sobre todo madroños, algo insolito tan al norte.



La encina tipica de este clima es Quercus ilex, pero por proximidad se ha hibridado con la  Rotundifolia o carrasca o encina castellana .


 
Este es el caso que podemos apreciar en los ultimos ejemplares que han llegado a mis manos.
Hibridos ,bajos, retorcidos, viven a unos 600-800 metros de altitud, en zonas mas frias, con muy poca humedad. Estan ramoneados por el ganado a pesar de sus hojas coriaceas, pequeñas y con bordes ligeramente punzantes. La corteza forma miles de escamas, con sharis naturales.
Estas subespecies crecen entre espinos y prunus mahaleb, en zonas muy calcareas e inclinadas.  

 

A pesar de su dificultad, son francamente interesantes para trabajar.



Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.