Ir al contenido principal

BONSAI EN BROOKLYN



 Hola




El Jardin Botanico de Brooklyn .
Tiene cosas dignas de visitar.
El museo de bonsai, ciertamente venido a menos pero con una colección de diversas especies de ficus que no habia visto antes. 






De siempre la colección ha contado con mas de 350 ejemplares que se alternan en grupos de unos 30 en el pabellón de exposiciones. Los ejemplares que no se exhiben permanecen en zonas fuera de la vista del publico.



Aquí nos detenemos para contar la historia de  Fudo. 


Este arbol recibe su nombre del de un guardian que protege a Buda de las llamas ya que sus maderas parecen llamas ardiendo.
Un bonsai famosisimo . Recolectado hacia 1910 y con una edad estimada entre 600 y 1000 años.
Fue  propiedad de Murata después de permanecer oculto durante años por miedo a perjudicar su salud.
Despues de mucho insistir, Murata decidio vender el arbol al Jardin Botanico de Brooklyn pensando que su existencia seria alli placentera. El arbol paso la cuarentena pero al de un año murio sin haber conseguido aclimatarse a su nueva ubicación.
Asi muerto permanece en el tokonoma que da acceso al pabellón de exposición de los bonsáis.












La piscina de los lirios, lotos, nenúfares es espectacular. Mas de 100 variedades distintas.




La explanada de los cerezos se ha convertido en uno de los mejores sitios fuera de Japon para disfrutar de los cerezos orientales en flor ya que poseen mas de 40 variedades distintas.



El  Jardín Japonés , con hermosas fuentes y caídas de agua . Los estanques están llenos de peces y el jardin tiene montones de azaleas y hayas de gran tamaño. Pinos de 5 agujas… en fin una delicia. Este jardin tiene el honor de ser el primero en su genero que se diseño en Estados Unidos.



Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.