Ir al contenido principal

¿BONSAI?; en absoluto


 
Hola


He estado revisando las entradas de este blog y me he llevado una sorpresa cuando he visto que algunas de ellas relacionadas con viajes y excursiones tienen un montón de visitas.



Esta claro que Bonsai no lo es todo. El fin de semana ha supuesto un atracón de bonsai  con digestiones mas o menos pesadas dependiendo casos. Visitar exposiciones, visitar casas de aficionados… mirar fotos de  aquellos árboles que no he podido ver in situ….ufff... no puedo mas, esto es un sin vivir. Necesito un descanso visual y mental porque todavía queda mes y medio repleto de cosas interesantes.



La mejor manera de limpiar mi mente de bonsáis, suiseki, acentos, manteles y demás es recordar uno de mis últimos paseos.
Después de estar ahorrando 2 años organice un viaje a la última frontera. Quería ver la naturaleza en estado puro, distancias gigantes, tamaños espectaculares.


Pues si, me tocó ver la naturaleza bien cabreada. Tormentas de arena en el Valle de la Muerte, Isaac haciendo de las suyas cerca de New Orleans. Pobres cipreses calvos, nunca mejor dicho y pobre gente.
También me toco la tormenta tropical en Niágara y por supuesto el único tornado que se ha producido en la historia del Bronx.



Aun así me encanto el país. El cañón del Colorado con toda la gama de verdes, rojos y azules es una maravilla a tamaño monstruoso.




En Antelope Canyon pude ver la acción del agua sobre las areniscas ocres. A 48 grados de temperatura los colores de las paredes del cañón se distorsionaban.


El meandro era pedazo de meandro. Mi recuerdo mas nítido era ¡¡¡¡¡ Vértigo ¡¡¡¡ allí asomada para poder sacar La curva completa.


Monument valley esssssss no se, algo mágico donde ojala pueda volver. Un ambiente hostil para el ser humano y sin embargo hogar de los navajos.



Las montañas rojas de Sedona. Los sesenta fueron la época dorada de este pueblo. El flower power, hippies. Todavía se ven en la calle algunas figuras que parecen sacadas de aquella época, haz el amor y no la guerra.


En el valle de la muerte he pasado el susto más grande de mi vida. Íbamos  mirando el horizonte desde nuestro flamante dodge caravan de 7 plazas. Oye mira, si va a llover, no ves la nube a lo lejos, Si si. La arena comienza a levantarse desde un costado, tapa la carretera, el vehículo, la raya amarilla y madre mía que de esta casi no salimos. Milagrito del niño Jesús, nadie venia de frente, ni por detrás, línea recta así que volante quieto y a seguir acelerando hasta que 5 o 6 Km. mas tarde se disipo la arena y como que allí no había pasado nada pero Jaja; Si la menda lerenda tenía el pelo blanco, ahora tiene pelo blanco lívido.




Yosemite es otro cantar. Todo verde. Las secuoyas gigantes, pinos, cedros, piceas, juníperos….una pasada. Toda la Sierra Nevada de California es un deleite para los ojos.




Mi ciudad favorita siempre ha sido New Orleans. ¡Que casualidad¡ La tormenta tropical golpea la ciudad  e inunda todo lo que hay alrededor. New Orleans fantástico. Plaquemines, los pantanos, las mansiones… todo inundado. Se nos ocurrió ir a ver una zona muy próxima y tuvimos que recorrer 90 Km. hasta poder dar la vuelta y regresar al hotel porque todo estaba cortado.




Últimos días en Nueva York. Yo me sentía encajonada. Dolor de cuello de mirar hacia arriba; gente, ruido, luces, edificios altos, turistas, mas gente, mas luces, mas ruido..... en fin que una es de una ciudad pequeña y no se apañaba en un lugar tan inmenso. Descubrí que lo mejor de New York es el Jardín Botánico de Brooklyn, ¡Que paz ¡




El viaje fue bastante mas largo de lo que aquí cuento. Un recuerdo para San Francisco, Los Ángeles, Nashville, Memphis, Las Vegas…..


Se me olvidaba. Lo que mas he añorado es una tartera. La comida es…., peor que  mala.

Hasta aquí puedo contar. ¿ Bonsai?; en absoluto.

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.