Ir al contenido principal

Bonsai en tiempos revueltos



Hola


Quedan muy pocos días para Navidad. La verdad es que no tenemos muchas razones para estar contentos.  Mas impuestos, mas recortes, menos animo, mas acorralados, mas cabreados.
Yo siempre digo que últimamente parezco una pekinesa con el diente fuera, gruñendo y quejándome.



Unas pocas cosas son las que todavía hacen que levantarse de la cama sea más llevadero.


Una es comer. Intentar seguir hoy en día una dieta medianamente decente es imposible. Quien es el guapo o la guapa que renuncia a un cachito de chocolate después de cenar; el mejor antidepresivo del día, a un pintxo de tortilla o a un bocata de nocilla cuando solo pensarlo se hace la boca agua y es de las pocas cosas que todavía podemos permitirnos. Adiós al besugo, las angulas o el solomillo.  ¿ A que saben los percebes? Tengo un vago recuerdo.




Otra cosa a apuntar es la afición. Estas aficiones son las que todavía nos permiten tener ilusión y no verlo todo nublado.



Afición a lo que sea: al cine, al futbol, al bonsai, a los cromos,  tunear el coche, a coleccionar gafas o relojes, a tomar un vermut con una gilda, a la lotería.



Guardamos un poquito para comprar esa gubia que nos hace falta, ese saco de kanuma, la entrada para el último estreno… 
Aquí también incluyo los sobrinos. Cada vez soy más aficionada a pasear con ellos, cuidarlos…




El tercer punto importante por lo menos para mi  es  soñar con las vacaciones. Todo el año trabajando. En los ratos libres organizar el viaje del verano por mi misma; las etapas, donde ir… aunque sea en furgoneta y con bocadillo. Meter en la hucha las monedas de dos euros. Cuando levanto el tarro y comienza a pesar me siento Rockefeller. Ese poquito que voy ahorrando día a día hace que pueda salir de vacaciones sin que me suponga un latigazo al bolsillo.




Todas las fotografías de esta entrada son de un viaje realizado a Japón. Espero que os resulten sugerentes.




Por ultimo también quiero hacer referencia a los amigos y familia. Con ellos nos desahogamos cada día y escupimos toda la frustración que estas épocas nos producen.






Así que;
Por que la vida sigue. Lo mejor que puedes hacer es ..
Poner un bonsai en tu vida.


Un saludo para todos los lectores


Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.