F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : 1/03/12 - 1/04/12

marzo 27, 2012

DEL RITMO Y EL BONSAI


Hola de nuevo.

Hoy no tengo un día especialmente bueno, ni positivo ni nada por el estilo. Sin embargo he vivido cosas durante este fin de semana que me hacen entender un poco mas y mejor lo que se mueve alrededor de mi con respecto al arte del bonsái.



Todas las cosas, las actividades, las artes tienen su ritmo, su candencia. Unas veces mas lento, aprendes menos otras; es mas veloz, notas mejoría, evolucionas. 




Te preguntas a menudo. ¿Como alcanzar ese ritmo? Bueno supongo que a base de ejercitarlo, de insistir. Cuando dominamos ese ritmo, esa manera, seguro que;  la ejecución es buena. El resultado será magnifico tanto diseñando y trabajando bonsái como en otros ordenes de nuestra vida.



En lo abstracto también sucede eso. Conozco dos personas en este mundo del bonsái que han conseguido dominar ese ritmo. Han pasado por un momento ascendente, lo eran todo en el bonsái, los primeros, los fundadores. Luego llego con los años una nueva ola un nuevo punto de vista y ellos supieron adaptar su ritmo a una cierta decadencia, a no estar en la cresta. En su casa el ritmo, la forma seguía siendo esplendida. Grandes trabajos, bonsáis excepcionales, suisekis de premio, kusamonos….



A lo largo de los años, han conocido personas, personajes, personajillos... y ellos se han mantenido firmes ejecutando los pasos al unisono y siempre ajenos a todo aquello que no fuera mejorar, conocer, aprender. Esto ha derivado en una comunidad alrededor de ellos que se refleja en su forma de ser y de estar.







Su generosidad es legendaria. Dedican su tiempo a mejorar y así, sin querer mejoramos los que tenemos la suerte de estar cerca.


Por todo esto y mucho mas, por hacer de la imperfección un conjunto perfecto, porque se quieren y nos quieren, por ser sus amigos y añadir unos cuantos amigos mas gracias a ellos. 


Por todo esto: Os quiero y ojala, alcance ese ritmo al unísono y me parezca un poco a vosotros.
Gracias  Rosa, gracias Xus

marzo 20, 2012

LA ESTRATEGIA DE LA ALTURA

Hola a todos:

  

Las montañas no son exactamente cónicas como los cucuruchos de helado, ni las nubes redondas como bolas gigantescas. Ni las cortezas de los árboles son lisas ni los rayos son líneas rectas. Tampoco los árboles son figuras triangulares exactas y hasta las arañas pueden confundirse al tejer su tela. Sin embargo, las matemáticas, tan exactas ellas, se integran perfectamente en el orden natural.




Lo siguiente es un fragmento del cuento Juan y las habichuelas mágicas.

·        Cuando se levantó Juan al día siguiente, fue grande su sorpresa al ver que las habichuelas habían crecido tanto durante la noche, que las ramas se perdían de vista. Se puso Juan a trepar por la planta, y sube que sube, llegó a un país desconocido.



Algunas veces se me ha ocurrido pensar en la altura que podría alcanzar un árbol si creciera en línea recta hacia lo alto. Ya se, ya se Que si la gravedad tira de él hacia abajo, que si su propio peso…su propia genética…



Es seguro que no crecen de forma indefinida. Los factores ambientales: viento, erosión, nieve…., su propio peso...dificultades mecánicas, imposibilidad de transportar el agua desde las partes más bajas hasta las hojas…y una mera cuestión matemática hacen que el árbol al alcanzar determinada altura se quiebre a la minima desviación de la perpendicular. Se cree que un árbol, en condiciones ideales podría alcanzar los 90 metros de altura. Por encima de eso, caería. Existe un ejemplar documentado mas alto de esos 90 metros.

Hyperión es el nombre dado al árbol y ser viviente más alto del planeta, una Sequoia sempervirens, de 115,55 metros (379,1 pies) de altura, localizada en el Parque Nacional Redwood, al norte de San Francisco (California).



Greenhill uso las matemáticas y dijo: Un árbol, en el caso de que las propiedades mecánicas de los madera sean relativamente uniformes dentro y a través de los tallos  crecerá hacia arriba en una proporción de 2 a 3 con respecto al diámetro de la base de su tronco. Para que esto se cumpliera al pie de la letra, deberíamos tener un modelo de árbol completamente homogéneo. Sin embargo el grosor con respecto de la altura varía dependiendo de la especie.




Un roble de 15 metros no suele tener el mismo diámetro (suele ser bastante mayor) que un pino de 15 metros. Tampoco podemos estudiar casos en los que el árbol se aproxime a alturas máximas ya que no existen. Si es verdad que en ciertas variedades de bambú que alcanzan los 60 metros se cumple la formula (aunque el bambú no disminuye su grosor proporcionalmente a medida que subimos, sino que mas bien es un cilindro).


Los árboles también siguen sus propias leyes, además de las teorías matemáticas. Intentan maximizar los recursos que tienen a su alcance, a saber agua, sol, nutrientes y para ello adoptan formas y estrategias que consiguen optimizar los esfuerzos y son eficaces en su lucha por la supervivencia.



marzo 13, 2012

LA GRACIA CENICIENTA DE LA ENCINA

 
Hola de nuevo:



Hoy toca charlar un rato sobre  las encinas. Un arbol no muy apreciado en bonsai ya que su crecimiento es desordenado, sus raices caprichosas y sus formas demasiado uniformes. Sin embargo ; alguna especie y mejor dicho, algunos hibridos poseen unas hojas pequeñas muy interesantes asi como formas y escamas de la corteza muy agradables para trabajar como bonsai.





En la zona de influencia del Cantabrico, aparecen pequeñas manchas de bosques de encinas. La mayoria  forman bosques relicticos de poca altura y muy espesos en zonas calcareas aunque se dan tambien en otros  tipos de suelos. Estos bosques estan en suelos muy pobres y faltos de agua ya que en vez de penetrar y mojar el sustrato corre libremente y el agua se mantiene muy poco tiempo en el suelo.



Es curioso ver grandes manchas de encinas en zonas como la reserva de Urdaibai, propias de clima mediterraneo y viviendo en zona de influencia cantabrica, con un regimen de lluvias altisimo.




Muchas veces me he internado en ese espeso bosque para buscar alguna piedra  y entre las piedras , donde se ha mantenido alguna cantidad de sustrato crecen las pequeñas encinas  algo  ladeadas debido al viento. Tambien hay cantidad de zarzaparrilla que pincha como un demonio, aladiernos, labiérnagos y sobre todo madroños, algo insolito tan al norte.



La encina tipica de este clima es Quercus ilex, pero por proximidad se ha hibridado con la  Rotundifolia o carrasca o encina castellana .


 
Este es el caso que podemos apreciar en los ultimos ejemplares que han llegado a mis manos.
Hibridos ,bajos, retorcidos, viven a unos 600-800 metros de altitud, en zonas mas frias, con muy poca humedad. Estan ramoneados por el ganado a pesar de sus hojas coriaceas, pequeñas y con bordes ligeramente punzantes. La corteza forma miles de escamas, con sharis naturales.
Estas subespecies crecen entre espinos y prunus mahaleb, en zonas muy calcareas e inclinadas.  

 

A pesar de su dificultad, son francamente interesantes para trabajar.