F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : 1/07/12 - 1/08/12

julio 31, 2012

KUSAMONOBONSAI


Hola a todos
 

                      http://kusamonobonsai.blogspot.com.es/

Hoy me gustaría presentaros el blog que KuKa, perdón María Rosa Bonet ha iniciado.





El nombre del blog ya nos indica el camino que va a seguir. KusamonoBonsai, un mucho de las dos artes y unas ganas importantes de elevar el nivel del kusamono a un arte mayor. Para muchos, unas simples hierbas plantadas, para otros un mucho mas.




La belleza es un éxtasis. No es una imagen que podemos ver o una canciones que escuchamos sino la imagen que vemos cuando cerramos los ojos o los sonidos que oímos y a donde nos transportan.


Los kusamono de KuKa producen esa misma sensación. Parecen sencillos de puro sutiles pero son bellísimos.



Alguien dijo que nos acabamos pareciendo a aquello que contemplamos. Alguien que se rodea de equilibrio y de armonía, que lo mama a diario acaba siendo inoculado por ello. Para percibir el arte también es necesaria una sensibilidad especial.




Trabajo y trabajo durante años. Bueno decido jubilarme JAJA. Me jubilo escribiendo un libro apasionante. 


Luego sigo jubilándome escribiendo un blog, usando el macro de manera fantástica para sus fotos………………..
Tiene capacidad  para observar como brota una flor de un cactus, una orquídea minúscula de un tiestito, un nido vacío sirve para hacer una obra de arte.



Cuando charlo con Kuka y Xus recuerdo perfectamente lo que escribió Da Vinci.

A veces se entiende por arte la técnica, sin embargo, mientras que a la técnica se llega por medio de la constancia y por el arte de la voluntad, al arte real se llega por el acercamiento de la perfección interna, esa perfección del alma que no tiene metas para medirse, ni métodos racionales para explicarlo, porque esta mas allá de la materia y la razón.




Esta claro que a la Kuka, la naturaleza le ha revelado su secreto.


julio 24, 2012

EL MAS VIEJO DEL MUNDO


Hola


Es verano. Yo llevo unos días preparando mis futuras vacaciones cuando descubrí esta historia que tiene mucho que ver con el bonsai. Es una gozada visitar estados como Utah, Nevada, California, Arizona donde la naturaleza produce bonsai en potencia, pero bonsai que no se puede arrancar. Únicamente disfrutar y tomar ideas.

Dorothy Schmitz


Árboles viejos, viejísimos, los más viejos de la tierra con maderas muertas increíbles producto de la acción del viento.

Hace ya unos años, los grupos conservacionistas descubrieron los pinos longaeva, árboles viejísimos. Seres de otros tiempos, mas viejos que las pirámides y los fueron poniendo nombres: Buda, Sócrates, Prometeo….Por falta de fondos el grupo se disolvió.


Todo empieza con Prometheus, el inmortal que mostró el fuego, (metafóricamente el conocimiento), a los hombres engañando a los dioses.
Esta es la historia de Prometheus, un pinus longaeva de las Montañas Blancas entre Utah y Nevada.  Crecía libremente cuando hacia 1963 o 64 un estudiante graduado en geografía estudiaba el cambio climático en la pequeña edad del hielo. Descubrió a Prometheus y decidió conocer la edad del árbol en cuestión. Como no tenia ni idea de la forma de datar los árboles decidió cortar una sección, luego otra y axial hasta que lo talo.


Dorothy Schmitz

Prometheus murió. Eso si, descubrió que por el numero de anillos tenia unos 4.900 años.
En aras de la ciencia se cometió la atrocidad de asesinar a uno de los seres vivos más viejo de la tierra y el estudiante que lo hizo se convirtió en el ser más inepto de cualquier universidad que se precie.

Dorothy Schmitz

Dorothy Schmitz

Árboles en condiciones extremas de frío y calor. Son generalmente bajos y no muy gruesos, de madera apretada para vivir muchos años. Conservan las agujas hasta 20 años.

Dorothy Schmitz

Dorothy Schmitz

Después de este desgraciado asunto, la zona donde vivía  Prometheus se convirtió en un parque nacional y el gobierno decidió preservar la ubicación de otro pino erizo, llamado Matusalén de edad similar a Prometheus. Nadie sabe las coordenadas del lugar donde vive Matusalén.





Los pinos bristlecone o pinos erizos son un pequeño grupo de pinos que se cree que llegan a una edad mucho mayor que la de cualquier otro organismo vivo único conocido, hasta casi 5.000 años.

Dorothy Schmitz


Hay tres especies estrechamente relacionadas:
Pinus aristata en Colorado, Nuevo México y Arizona
Pinus longaeva en Utah, Nevada y California del este
Pinus balfouriana en California y una población aislada en el norte de Oregón.
 
Dorothy Schmitz

Dorothy Schmitz

Crecen formando pequeños bosquecillos en zonas aisladas. Debido a las bajas temperaturas, suelos secos, vientos fuertes y cortas temporadas de crecimiento, los árboles crecen muy lentamente. La madera es muy densa y resinosa, y por lo tanto resistente a la invasión de insectos, hongos y otras plagas potenciales.
 
Dorothy Schmitz

Dorothy Schmitz

La tasa de reproducción y regeneración de este pino es bajísima con lo que el sostenimiento de la población con las actuales condiciones climáticas se antoja difícil.
Esto ha producido que estén protegidos.


El nombre de pinos erizo se debe a la forma de las piñas. La mayoría de los ejemplares mas viejos tienen parte de su diámetro completamente muerto y solo a través de estrechas franjas de tejido vivo sobreviven.
Son ejemplos naturales para aprender los estilos de las maderas en bonsai.

Dorothy Schmitz

Dorothy Schmitz

Desde aquí, quiero agradecer a Dorothy Schmitz el detalle de prestar sus fotografías para este artículo.

julio 17, 2012

FLORES SILVESTRES


Hola a todos.


Hoy me apetece mucho mostraros este exlente trabajo , realizado por una de mis alumnas para la revista Bizkaia Maitea.
Revista de la Diputación Foral de Bizkaia que trata temas de actualidad e información general sobre medio ambiente y educación en la sostenibilidad, en relación tanto al ámbito de Bizkaia como al del País Vasco e internacional.

 
Texto y fotografías: Belén López Astondoa
 
Me gustan las flores silvestres. 




En esta tierra donde vivo las hay a miles. Tengo mucha suerte. A veces salgo a pasear con mi cámara y les hago fotos. Se pueden decir muchas cosas sobre ellas. Del lugar donde viven, de su morfología, de sus estrategias de reproducción, de lo que aportan a la biodiversidad, del provecho que sacamos de ellas, o simplemente podemos hablar de su magia, la magia de las flores. 






Pero no hablaré de todo eso, lo único que quiero es invitaros a dar un paseo, esta vez con otra mirada. Buscando.

De entre la variedad de especies que hay en nuestro entorno, he escogido éstas por ser las más comunes y abundantes. 




Me las encuentro cada día cuando salgo de casa, en los jardines de mi barrio, en las grietas de los muros… y si voy un poco más allá, en las cunetas de la carretera, en los caminos rurales, cerca del mar. Muchas veces las vemos y pocas nos paramos a mirarlas; otras veces ni siquiera nos percatamos de su presencia. ¿Nos falta tiempo?, ¿no nos interesan?, ¿nos parecen seres insignificantes carentes de valor?.




Yo no conozco la respuesta, lo que si sé es que si no tenemos tiempo para mirarlas mucho menos lo tendremos para aprender algo sobre ellas. Lo importantes que son para nuestro entorno, lo que ocurriría si ellas no estarían ahí, formando parte de esa biodiversidad que nos rodea. También es bien sabido que aquello que no conocemos difícilmente podemos amarlo.



Yo os propongo que empecemos desde cero, por lo más sencillo, por aprender sus nombres, sus nombres vulgares, esos que conocían nuestros abuelos y abuelas, y os invito a dar ese paseo, ese mismo que dais todos los días para tomar el aire, relajaros o hacer algo de ejercicio. 


Si vivís en la ciudad lo tendréis algo más difícil, pero no imposible. Allí reina el cemento, pero incluso allí las encontraréis en zonas verdes, en la jardineras... Si vivís en una zona rural será mas sencillo, un poco de atención, un instante de fijación y las descubriréis, porque ellas están ahí. 


Este ramillete es un regalo que he enmarcado para todos vosotros y vosotras. Lo he recogido por Getxo y sus alrededores.
¡Qué lo disfrutéis!