Ir al contenido principal

Evocando La Montaña Amarilla

Hola



Huangshan es una formación natural del este de China, Es un inmenso conjunto de picos rocosos con formas extrañas. Durante muchos siglos se consideró la morada de los Dioses. Por tanto, no es de extrañar que la mitología eligiera precisamente esta montaña como el lugar donde el legendario Emperador Amarillo se retiró a fabricar píldoras de la inmortalidad… y desde donde posteriormente ascendió a los cielos.




Huangshan es una de las montañas sagradas de China y, a la vez, la más misteriosa de las veneradas por este pueblo. Su propia constitución natural parece reflejar los mismos principios en los que se basan sus más antiguas filosofías, siendo famosa especialmente por cuatro fenómenos que, combinados, la convierten en un lugar único en nuestro planeta: las rocas graníticas de formas caprichosas, los pinos creciendo entre ellas, los mares de nubes que a menudo oscilan debajo de los picos y los siempre cambiantes reflejos de la luz, especialmente visibles al amanecer.






Contemplar los pinos de Huangshan (una especie singular caracterizada por su lento crecimiento y su longevidad, que terminan convirtiéndose en auténticos bonsáis naturales debido a la escasez de sustrato y nutrientes entre las rocas) da una idea del ciclo de los cinco elementos y de la virtud de cada uno para sobreponerse al que le precede.




Huangshan es una montaña taoísta y, como tal, ha sido venerada por los chinos desde tiempo inmemorial. Sus pináculos rocosos reverdecidos con tímidos musgos parecen el paraíso adecuado a unos eremitas que desdeñaban los cereales y proponían alimentarse con el rocío de la mañana para alcanzar la inmortalidad. Huangshan es también una montaña budista, con una serie de pequeños templos construidos en los picos más accesibles. 





Uno de los fenómenos más curiosos de Huangshan es el llamado Halo de Buda, una curiosa combinación de la luz del amanecer sobre las primeras nieblas de la mañana que crea en el firmamento un reflejo muy especial y que los budistas consideran motivo de suprema felicidad. Claro que el Halo de Buda no se puede ver todos los días sino sólo cuando la combinación de luz y de neblina tiene unas propiedades determinadas, aproximadamente dos días cada mes. 




Intento con este trabajo evocar La Montaña Amarilla realizando un montaje de montaña cercana con un minúsculo arbolito viviendo entre las grietas de la roca.  La piedra es una roca volcánica fácil de vaciar, de peso muy liviano que absorbe gran cantidad de humedad. Un detallito de musgo, un helecho aquí y allá producen un efecto muy agradable. No creo que podamos ver en ella el halo de Buda jeje pero seguro que cuando madure dará una sensación de naturalidad especial.




Saludos cordiales
Beti

ENTRADAS POPULARES

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

EL MAS VIEJO DEL MUNDO

Hola

Es verano. Yo llevo unos días preparando mis futuras vacaciones cuando descubrí esta historia que tiene mucho que ver con el bonsai. Es una gozada visitar estados como Utah, Nevada, California, Arizona donde la naturaleza produce bonsai en potencia, pero bonsai que no se puede arrancar. Únicamente disfrutar y tomar ideas.


Árboles viejos, viejísimos, los más viejos de la tierra con maderas muertas increíbles producto de la acción del viento.
Hace ya unos años, los grupos conservacionistas descubrieron los pinos longaeva, árboles viejísimos. Seres de otros tiempos, mas viejos que las pirámides y los fueron poniendo nombres: Buda, Sócrates, Prometeo….Por falta de fondos el grupo se disolvió.

Todo empieza con Prometheus, el inmortal que mostró el fuego, (metafóricamente el conocimiento), a los hombres engañando a los dioses. Esta es la historia de Prometheus, un pinus longaeva de las Montañas Blancas entre Utah y Nevada.  Crecía libremente cuando hacia 1963 o 64 un estudiante graduado en…

ARCE MONTPELLIER

Hoy quiero presentaros este monspessulanum con mas de 18 años en maceta.  Esta variedad es bastante peleona a la hora de crecer y ramificar bien. Si le haces cositas fuera de su momento puede permanecer quieto durante meses hasta que comienza a asomar timidamente.
Durante bastantes años ha estado en una bandeja demasiado plana y con las raices muy gruesas sin podar adecuadamente asi que el crecimiento ha sido caotico y escaso.
Posteriormente se intento solucionar el tema cometiendo el error contario. Demasiada maceta, demasiado sustrato por debajo pero ninguna poda de raices correcta. De ésto ultimo han pasado unos 3 o 4 años hasta que un dia volvi a verlo.
Me habia dejado el riñon ( a pesar de que era joven por aquel entonces) recolectando este bitxo y no podia permitir que se fuera muriendo por desinteres asi que despues de cenar me lo lleve puesto debajo del brazo.
Unas fotos desde distintos angulos.







Comenzamos por aplicarle una sesion de peluqueria. Despues de no pinzar ni podar d…

Abonado de Bonsai al límite.