F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : Bonsai; Espacios invisibles. Reposición

enero 24, 2017

Bonsai; Espacios invisibles. Reposición


Foto cortesía de Antonio Payeras

Cuando mis alumnos comienzan a asistir a clases,  aplican la teoría aprendida para diseñar un bonsái colocando elementos según dictan las normas. Rama aquí, allí, en el frente, que si una madera muerta…Una mayoría de clientes que nunca han asistido a clases buscan un bonsái lleno de verde, una masa homogénea de hojas sin importar forma, equilibrio o proporciones.

Cuando asistimos a grandes exposiciones de bonsái vemos ejemplares donde las líneas básicas del diseño se pierden dando lugar a obras maestras difíciles de englobar en un estilo o en otro. Únicamente podemos definirlos como kengai, moyogi…es decir clasificarlos por la línea del tronco. 




El resto es algo que tenemos que visualizar, masticar y según pasan los días entender porque o porque no es digno de estar en esa exposición. Un árbol recibe un premio y sin embargo otro igual de estético, igual de difícil a la vista no obtiene premio.
Con el paso de los años y de ver y ver bonsái empezamos a intuir la importancia de los espacios vacíos en su sitio justo.




La vista se dirige preferentemente hacia los espacios vacíos que crean los bonsái: si queremos que nuestros árboles den impresión de movimiento hay que cuidar más los espacios vacíos que el equilibrio del peso de las ramas.




El espacio vacío es tan importante como los elementos que ocupan y llenan y que se ubican sobre ese espacio. El espacio vacío proporciona armonía y equilibrio a la composición, provee el aire para que respiren los elementos que construyen el bonsái,  libera de la confusión y del abarrotamiento. Cuanto más amplio el espacio vacío, mayor el contraste de los elementos positivos situados en él.
El espacio vacío representa el espacio alrededor del bonsái o elemento positivo de la escena. Cuando existe y está bien ubicado ayuda a definir nuestro bonsái.





En la práctica, todos los bonsái tienen dos espacios negativos primordiales. Un espacio interior y uno exterior. Se distinguen ya que el principal o interior esta en la dirección de la línea del tronco  y en la mayoría de los casos su tamaño es mayor que el resto de espacio vacíos. El espacio vacío exterior o secundario esta en la zona opuesta al movimiento del tronco.




Lo que si es importante es que la silueta del espacio vacío principal tiene que tener entrantes y salientes, crestas… para que sea atractivo.  Esta silueta se denomina boca de tigre o boca de león  y en las coníferas se busca de manera primordial para un buen equilibrio. Un espacio con una silueta redondeada o en punta de flecha no resulta efectivo en el conjunto.
Ahora entenderemos mejor los árboles que vemos en las exposiciones y concursos.







Saludos cordiales desde Bilbao