Ir al contenido principal

2014 Fuchsia Project


 
Hola
Primer artículo de 2014  y primer trabajo sobre una especie desconocida para la mayoría en lo que respecta a su comportamiento como bonsai.



Este verano fui a Medellín ( Colombia ) como hago habitualmente, para visitar a mis amigos y realizar otras actividades directamente relacionadas con el bonsai. Este verano se celebraba un congreso mundial de bonsai y estaba invitada a realizar unas demos.




Llegue unos días antes para ayudar a Copeland director del congreso en lo que pudiera. Elegir árboles adecuados para que los demostradores pudieran tener buen material a su alcance…
Cada mañana, a primera hora paseábamos por la finca y decidíamos  que ejemplares  bajaríamos   en los camiones al lugar donde se iba a celebrar el congreso. La finca es inmensa y el numero de ejemplares supera una cifra de cuatro ceros. Taiga se perdía en aquella selva de árboles de todo tipo y condición.



Además de material grande hay una zona donde las variedades más pequeñas  viven de maravilla.
Entre aquellas maticas como las llama mi amiga y hermana Martha ví una planta que aquí llamamos pendiente de la reina, mejor dicho una fucsia, pero de un tamaño minúsculo. Las flores pequeñísimas, las hojas finamente aserradas. Había varios tipos. Luego descubrí su maravillosa capacidad de hibridarse y dar variedades de colores diferentes y flores más largas, más pomposas...



La especie concreta es Fuchsia magellanica o Chilco enano.
Al verla en Medellín, pensé que necesitaría calor y humedad, es decir; vivir en una eterna primavera pero no me desanime y a la vuelta de mi viaje me traje a Bilbao una plantita pensando que en el invernadero frío podría mantenerla.




La puse en un tiesto y la mantuve a la intemperie hasta noviembre. La planta no ha dado síntomas de pasarlo mal. Es mas, ha florecido como una descosida varias veces y crece de maravilla.



A finales de Noviembre coloque la planta en el invernadero frío y otra vez a dar flores como una loca. Anima un montón ver una cosita con flores entre un mar de árboles otoñados. He decidido esquejar y hacer plantones ya que crece bien, deprisa, sana y las formas son muy bonitas.



Al buscar información sobre la especie he entendido porque le gusta Bilbao. Es originaria de Chile. Soporta temperaturas bajas aunque no excesivamente frías. Le gusta mucho el agua y medio sol. Crece rápidamente y es caduca si las condiciones son malas aunque con buenas condiciones no pierde la hoja y no parece afectarle.



Las flores duran una barbaridad y las ramas tienden a lignificarse en forma pendular un poco a la manera de los ko jou no mae. Soporta de maravilla la poda. La corteza se desprende de forma parecida a la potentilla pareciendo el árbol mas viejo de lo que es.


Creo que es una especie muy apta para su cultivo como bonsai así que me pongo manos a la obra y os mantendré informados.
Saludos cordiales
Beti Andrés