Ir al contenido principal

Ume 48 ( capitulo 1 )



Hola

Hoy os muestro un trabajo  realizado hace un par de años. Lo presenté en su día en el foro Bonsai Del Norte    y ahora quiero mostrarlo aquí para celebrar este mes de Enero.


Un ejemplar de prunus mume en el que  intentaremos explicar un poco la poda y el pinzado de esta especie .
El artículo es un poco largo así que lo dividiré en dos partes.
Este árbol vino en maceta de entrenamiento hace unos años de Japón. Su altura es de 48 cm y su nebari mide 25 de diámetro.
Prunus mume, conocido como ume  Albaricoque japonés, o Ciruelo de china.
La flor del ume ha sido tema favorito desde tiempos lejanos en la pintura asiática
No confundir con Sakura;  significa cerezo y flor del cerezo japonés. Prunus serrulata
El prunus mume florece  en estas latitudes  en enero y posteriormente salen las hojas más entrado el invierno.


Existe una exposición en Japón específica de umes. Se celebra en Nagahama y se presentan, dependiendo el año, entre el 10 de enero y el 10 de marzo, mas de 100 bonsais de ume.
Sus flores tienen cinco pétalos cada una. El color de sus flores va desde blanco, pasando por el rosa, hasta el rojo intenso.  Esta última coloración es la más apreciada.
Al igual que los cerezos japoneses, los prunus mume o albaricoqueros japoneses tienen su propio ritual en Japón y se llama Hanami y consiste en paseos en familia por los parques para admirar la floración de los albaricoqueros.





Variedades: En Japón las variedades se reparten en tres grandes grupos.
 Tipo Yabai: de flores blancas y en general variedades muy antiguas (estas últimas se denominan kushu-yabai).
Tipo Hibai: de flores rojas
Tipo Bungo: híbridos de Ume y Armeniaca originarios de la provincia de  Bungo en el sur de Japón.
El fruto es redondo. La piel del fruto cambia de verde a amarillo y a veces a un color rojizo cuando madura.
En estas dos páginas podemos ver las múltiples variedades que existen
Esta es la Web del jardín japonés  Kairaku-en donde tienen más de 3000 variedades
Los mume son árboles codiciados por su corteza y por sus flores. La corteza tiene un color rojizo precioso y a medida que las cicatrices cierran las lenticelas toman un color marrón en líneas horizontales que es digno de ver.

Cuando se poda fuertemente a destiempo crea gomosis, el árbol llora goma hasta que poco a poco se va reduciendo el problema. Se podan las ramas demasiado gruesas y cónicas y se van sustituyendo por ramas más delgadas que nacen de la madera vieja.
A veces las nuevas ramitas son injertadas en esos labios o callos de las cicatrices. Durante muchos años estos ejemplares se cultivan en tierra y se van podando. Es curioso, cuando los van a sacar del terreno, para prepararlos para maceta, los sacan sin raíces y sin nada (el tocón) los podan fuertemente las ramas y los entierran bajo el sustrato completamente durante el invierno. Luego los sacan y los plantan en macetas de entrenamiento aplicando bioestimulante consiguiendo rápidamente una explosión de crecimiento.



Los Prunus mume son caducos, lo primero que brota es la flor y luego brota la hoja. Tendremos entonces yemas de flor y yemas de hoja. Las primeras que salen y se distinguen son las yemas de flor (redondas y barrigudas) y posteriormente se distinguen las yemas de hoja (alargadas y más duritas).
Las hojas de los mume son más bien feas, lo que mas gusta e interesa son las flores. Las flores crecen en las ramas largas  sobre todo después de las dos o tres primeras yemas y de este punto hasta el ápice de la rama donde incluso se forman varios grupos de flores.

Al enterrar el árbol en tierra, la oscuridad y la tierra (casi sin regar para que no se pudra) forman un microclima. El árbol esta sin raíces y sin hojas pero no esta sin actividad. Utiliza los azucares que ha fabricado y que tiene en la savia elaborada del tronco para formar callos y cerrar las heridas en un ambiente de total aislamiento. Solo tiene que dedicarse a eso.
Es un poco como las células madre. Son células sin diferenciar, según lo que interese se formaran células para el cartílago de la nariz, células alargadas para los músculos... en este caso celulas para formar callos de cicatrizacion.

La técnica puede ser validas para otros frutales ornamentales que tienen problemas de necrosis de los tejidos, bien por tener maderas muy blandas, por malas cicatrizaciones o por problemas de gomosis. No hay estudios (yo por lo menos no conozco) de otras variedades y creo saber porque. Porque no tienen tantos años de cultivo como los mume.
Mientras el niño va floreciendo poco a poco (asco de tiempo, se para, arranca, se vuelve a parar...) quiero contaros un poco el tema de la poda de las ramas gruesas en plan bestia para conseguir que las ramas broten horizontalmente (y así obtener mas floración).

La poda se hace como formando un contrafuerte, pongo un Ej. de bonsai pasión y un ejemplo en el árbol para que veáis lo fácil que resulta. De esta forma aseguramos que las yemas exteriores vivan ya que el sol las dará de plano y además al mantener en al base de la rama ese trozo largo y recto evitaremos una posible retirada de savia asegurando que esta llegue a las yemas exteriores.



Comentaros también en las siguientes fotos la diferencia de vigor entre la parte superior del árbol y la inferior en los Mume. Esto es muy importante en la poda posterior ya que muchos ejemplares mueres por ese desequilibrio entre las zonas fuertes altas y las zonas bajas mucho más débiles. Podéis ver como la zona alta tiene las yemas más hinchadas y grandes incluso florecidas y las bajas aun no están hinchadas del todo.



Continuaremos la semana que viene
Saludos cordiales
Beti Andrés
 

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.