F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : Corazón de Haya

febrero 25, 2014

Corazón de Haya


Hola


Aquí estamos otra semana, otra historia.
Hoy toca contar la historia de una fagus crenata que en su día era una joyita. Una conicidad espectacular, una base de raíces envidiable, unas ramas en su lugar justo, el color blanco de la corteza era la comidilla de sus congéneres. La hojita empezaba a disminuir de tamaño y la densidad era aceptable. Todo parecía ser una historia de cuento de hadas donde el haya se casa con su príncipe o princesa.



Era tan bonita que haciendo grandes esfuerzos se compro en Japón y se trajo a este país, para que su dueño la encontrara. Su primer destino fue un lugar poco adecuado. Mucho calor, mucho sol, poca orientación norte.
Al principio parecía todo sano y en su sitio. El propietario se  preguntaba porque el árbol tenia alguna rama podada que hubiera parecido adecuada .


Paso su etapa de aclimatación y secó una rama y luego otra y otra mas y quedó en el estado actual. Sin rama trasera. Todo el dorso del árbol parecía un páramo desierto, sin una hoja que diera sombra a esa zona.
En este momento llego a su segundo destino: Un lugar húmedo, templado y bien orientado.
Entonces llego el análisis de porque.


¿Calor y poca humedad?
No parecía la respuesta, no se veían estrías en la piel producto de una contracción brusca de los tejidos debido a la falta de agua.
Recurrimos a la explicación número UNO cuando no se tiene explicación. HONGOS. Si me equivoco, siempre puedo recurrir a la explicación número 2; OTROS HONGOS.




Notábamos pequeños orificios con madera podrida en ramas que comenzaban a verse afectadas. Volvimos a abrir las cicatrices dejadas por ramas anteriormente muertas y EUREKA, eran hongos.
Un color oscuro en los tejidos interiores de las heridas nos mostraron la respuesta.



El haya es un árbol que se caracteriza por tener el duramen del mismo color que la albura. Esto se debe a que en las hayas no se producen las transformaciones de la madera que acompañan siempre a la formación del duramen en otras especies.
Sin embargo es habitual ver cortes de hayas con zonas mas oscuras o incluso rojas en el centro del corte.


Esta zona es lo que se llama falso duramen o corazón rojo de las hayas.
Esta coloración se debe a los micelios de algunos hongos . Al verse infectada , el haya deja de subir savia por esa zona de los tejidos mas afectada. Se interrumpe el intercambio de nutrientes y la rama acaba muriendo de podrida o completamente necrosada. Esas ramas afectadas contagian a las demás  ya que la enfermedad penetra a través de heridas, cicatrices mal cerradas y pudriciones.
El falso duramen únicamente aparece en zonas de la madera del interior, por eso el tejido cicatricial que había crecido por encima del problema no parecía estar afectado.


El siguiente paso fue proteger y alambrar una rama del costado y enviarla a la trasera para que diera algo de profundidad al conjunto. Me plantee la posibilidad de cambiar el frente justo al lado contrario pero eso suponía inclinar el árbol para evitar su caída hacia atrás dando lugar, a que las raíces no entraran  en la maceta. Además el nebari por esa parte era peor.
Después limpiamos bien las partes afectadas  y aplicamos pasta selladora a conciencia.



La formación de la ramificación será un paso posterior. Bajare las ramas y formaré algunos volúmenes a medida que se recupere. Alguna rama del ápice pasara a ser rama frontal y alguna otra que deje mas larga servirá para injertar ramas en las zonas mas afectadas. Intentar que broten nuevas ramas es una tarea difícil en un haya. Caprichosas que son ellas.



Después de esta labor nos dedicamos a las raíces. Ya veis lo descompensadas que estaban. La zona del frente donde el árbol no ha perdido ramas estaban mejor que la zona de atrás donde las ramas habían ido muriendo una a una.
Quitamos tocones medio muertos, rebajamos muñones y bañamos las raíces durante un buen rato en una solución de talosint, fungicida sistémico de amplio espectro.
Desinfectamos la maceta y transplantamos de nuevo con akadama de grano medio y un 10% de pomice.

Después de un buen riego es importante la ubicación. Noroeste con la parte de las raíces mas afectadas orientada a la zona donde mas incidan los rayos del sol.
Para este trabajo he contado con la ayuda inestimable de J.Alfonso alias Issey autor del blog
Pasión por mis bonsáis .


Vino a por un saco de akadama y se quedo tres horas para ayudar. Podéis ver lo orgulloso que luce con el trabajo terminado. A él le encanta posar jeje.

Saludos cordiales
Beti Andrés