Ir al contenido principal

XVII Exposición de bonsai en Centro Comercial Sandiego , Medellín, Colombia



Hola
Copeland Bonsai
Hoy toca presentaros la exposición de Bonsai número XVII que se  celebra en El Centro Comercial SanDiego, en Medellín , Colombia. 
“ Rayo de kami”
La muestra es presentada cada año por el maestro Oswaldo Copeland. Cada año se esmera para que todo quede perfecto y los miles de visitantes que acuden se lleven a casa un sabor de boca inmejorable. La Exposición estará abierta al público hasta el 10 de Agosto.
Este año no he podido asistir así que os muestro una selección de fotografías tomadas por los colaboradores del Sr. Copeland, algunos aficionados al bonsai y por supuesto, las del propio Centro Comercial Sandiego.

Copeland bonsai

Copeland bonsai

Copeland bonsai

Copeland bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai


Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Raijin (雷神) es el dios de los truenos y los rayos en la  mitologia japonesa, concretamente en la religión  shinto;  su nombre deriva de los kanjis japoneses rai (雷、trueno) y shin (神、dios). Suele ser representado junto a Fujin , el dios del viento.
Raijin es el nombre de unos de los mas afamados bonsai de Takeo Kawabe
Los árboles hendidos por los rayos (kaontoki-noki) se consideran sagrados y está prohibido talarlos.

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Copeland Bonsai

Cuentan que en un monasterio Sen, cerca de Bangkok (Tailandia), los monjes aplauden de madrugada a los bonsai para despertarlos. Les rezan un Sutra de Buda, luego los riegan y finalmente los aplauden de nuevo para dar gracias por el agua. Es un rito diario. Hace algunos años, los monjes del templo Sen fueron sometidos a su más dura prueba espiritual. El Superior, arrollado por el modernismo, halló necesario instalar teléfono y traer energía para comunicarse con el más acá. Su decisión: vender dos miniaturas de árbol para sufragar los gastos. 

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Centro Comercial Sandiego

Entonces reunió a los monjes para contarles la obligatoriedad de escoger, en el bosquecillo del Palacio Buda, los dos bonsai que serían subastados. Cabizbajos los eremitas comprendieron la urgencia del teléfono y la energía. Y llenaron de guirnaldas los arbolitos elegidos. Les cantaron, los aplaudieron y lloraron en su partida. Y, a cambio, la hidroeléctrica y la empresa de teléfonos de Bangkok los nuevos propietarios donaron gratis los servicios de teléfono y de luz.

Marco Antonio Murillo

Marco Antonio Murillo

Marco Antonio Murillo

Marco Antonio Murillo


Saludos cordiales
Beti Andrés