Ir al contenido principal

Bilbao Bonsai

Junio

Tejo, limpiando la madera muerta 1

 Bonsai Center Sopelana empieza la temporada de verano. Esperamos que traigáis vuestros bonsáis y que pasen aquí una buena estancia en régimen de guardería mientras vosotros disfrutáis de unas merecidas vacaciones. Arces, olmos, sageretias, olivos y demás miembros de la familia recibirán sus dosis de cuidados. Podas y pinzados, abonos y enmiendas… La semana pasada presentamos un tejo en su etapa de poda de aclareo. Esta semana las fotos del artículo reflejan la limpieza de su madera muerta. El bonsái ha sobrevivido a situaciones límite, agua, viento, nieve, granizo y ahora luce con todo su esplendor.

 

Los japoneses adoran el pescado y cuanto más fresco mejor. Sus aguas están prácticamente esquilmadas, así que se han visto obligados a pescar en sitios muy alejados de sus costas para conseguir  los miles de toneladas que necesitan para abastecerse. Eso implica la construcción de barcos más grandes. Cuanto más lejos se viaja mas se tarda en regresar con lo que el pescado no estaba tan fresco.  Entonces pensaron en construir grandes buques con cámaras que congelaban el pescado. Pero los japoneses distinguían a la perfección el pescado fresco del congelado.  El precio bajaba al estar el pescado refrigerado. La solución no era buena. 

Tejo, limpiando la madera muerta2


Tuvieron otra idea. Meter en los barcos enormes tanques con agua del mar. Allí metían las capturas y las mantenían vivas hasta llegar a puerto.


Pero, después de un poco de tiempo, los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados pero vivos. Desafortunadamente, los japoneses también notaron la diferencia del sabor. Porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor 'fresco-fresco'. Los japoneses prefieren el sabor de los peces bien vivos y frescos, no el de los peces aburridos y cansados que los pescadores les traían...


¿Cómo resolvieron el problema las compañías pesqueras japonesas? ¿Cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco? La solución que encontraron los japoneses es por demás original, Invitaron a un tiburón a sus tanques... así es como los peces japoneses se mantienen vivos: para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras todavía ponen a los peces dentro de los tanques en los botes pesqueros. Pero ahora ellos ponen también ¡un TIBURÓN pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos... ¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!.

Tejo, limpiando la madera muerta 3


Cuando existe alguna situación que desafía nuestra existencia es cuando extrañamente aprendemos a mejorar y a añadir mas capacidades que antes estaban enmascaradas.


Si tus desafíos son del tamaño correcto, y si poco a poco vas conquistando esos desafíos, te sientes feliz. Piensas en tus desafíos y te sientes con energía. Te emociona intentar nuevas soluciones. Te diviertes, ¡te sientes vivo!


Tan pronto como llegas a la meta intentamos emprender algo nuevo.  En ese punto estamos. Una vuelta  de tuerca, un nuevo reto en Bonsai Center Sopelana. Notareis los cambios poco a poco. No es cuestión de meter en el tarro demasiados tiburones. Por lo pronto en lo que se refiere  a este medio de divulgación, mas texto, menos imágenes. Utilicemos la imaginación.


Nos reorganizamos. Nos sobra determinación, y disponemos de ayuda capacitada. ¿Que mas queremos?


Por todo eso hemos invitado a un tiburón a nuestro tanque. Así siempre nos mantendremos frescos.

Saludos cordiales
Beti Andrés

 

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.