Ir al contenido principal

Pino negro, Ahora ¿Que?



Ya tengo un pino negro. Por fin ha llegado a casa. Es un bonsai muy fuerte al que hay que trabajar a conciencia.  Si únicamente abonamos y colocamos en un lugar adecuado, muy pronto veremos una mata loca de agujas, con el ápice potente, las ramas del tercio medio semi fuertes y la parte inferior débil.

 ¿Que ha pasado?


Sencillo. El bonsai gasta sus azucares en crecer, pero lo hace en las zonas mas fuertes ( yemas apicales, extremos de las ramas, tercio medio y superior por donde mas luz recibe). El resto pierde vigor, el interior del árbol parece un desierto de agujas, los brotes interiores y más bajos mueren irremediablemente. No pueden competir con las yemas fuertes de los extremos y además no les llega la luz.

Por todo esto queda claro que algo hay que hacer.


  1. ¿En que estación meteorológica estamos? , si tenéis dudas consultad este
Estamos en verano así que toca que mekiri o lo que es lo mismo cortar con tijeras el crecimiento de este año. Se distinguen las puntas perfectamente ya que la corteza es de diferente color que la madera del año anterior. Además de los rabos y agujas de la punta quitaremos pares de agujas traseras dejando 3 o 4 pares de agujas nada más. Con eso es suficiente. A la vez eliminaremos las agujas viejas mas traseras aprovechando las tijeras. Los restos de agujas se secaran y caerán por si solas. Al realizar este proceso, inducimos al árbol a que forme una segunda brotación más pequeña ya que el tiempo para formarla hasta la llegada del frío es más corto.
No hay fecha exacta para hacer mekiri. Si lo hacemos pronto, brotarán un montón de yemas para septiembre pero si lo hacemos tarde no veremos las yemitas hasta la temporada siguiente.


  1. Constatamos que en Bilbao, tenemos nuevas yemas para últimos de agosto, primeros de septiembre. Una vez que vemos las yemas hay que elegirlas, Normalmente dejamos dos yemas, las mas fuertes si la zona es mas débil (zonas inferiores) y las yemas mas pequeñas si la rama es fuerte (tercio medio y ápice). Podemos también eliminar algunas agujas dejando los brotes con un par de pares de agujas, es más que suficiente.
Procuraremos que los brotes no miren a Tudela, buscad la horizontalidad. Si las yemas salen hacia abajo, torcidas, en el interior de curvas...toca quitarlas. Las yemas se eliminan con pinzas aunque a veces con una ligera presión de la uña es suficiente para acabar con ella.
En invierno toca dejar al pino en paz ,alambrado y transplante son posibles.Esperamos a la primavera justo cuando toca .
  1. Metsumi o lo que es lo mismo, pinzado de las velas.
Este pinzado se hace con los deditos, justo antes de que las velas se conviertan en ramillas con agujas.
Con este proceso el crecimiento del pino se  detiene, las ramas no se alargan tanto lo que produce entrenudos más cortos.
Una cuestión importante y de lógica, empezaremos a pinzar las velas mas débiles (las de abajo y las secundarias) y al de unos días las mas fuertes (tercio medio, velas apicales y terminales) así lograremos dar un tiempo extra de crecimiento a las pobrecitas débiles que lograran ponerse a la par que las fuertes.
¿Que conseguimos? Equilibrar la fuerza.  Diferencia importante con el mekiri,  metsumi solamente se hace en aquellas zonas o ramas que interesa para equilibrar el vigor. Mekiri se hace en todo el árbol.
Conclusión, árbol sano, bonsai duradero.

Intento explicar el proceso de trabajo en un pino negro ( pinus tumbergii) de una forma amena, divertida y sobre todo que se quede en la memoria.

BetiConsejo: Después de los diferentes pasos, esperar unos días para abonar. Yo suelo quitar el abono y pasados unos días vuelvo a ponerlo.

Otras especies consultad por favor antes de cometer errores.
Sin darnos cuenta ha llegado otra vez el verano y vuelta a empezar.

Este articulo esta especialmente dedicado a una alumna. K. va por ti.
Saludos cordiales
Beti Andrés


Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.