F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : 1/06/15 - 1/07/15

junio 30, 2015

Viajar con los bonsais



¿ Viajar con los bonsáis? ó dejarlos en nuestra Guardería de bonsais.

Este verano, ¿que harás con tu bonsai?. Ya forma parte de la familia.

Bonsai de Alerce ( larix decidua ) estilo cascada

Tal vez lo dejes en casa de un amigo o de un familiar. Es una solución. El bonsai no puede permanecer sin riego más de 4 o 5 días.

Otra solución es utilizar nuestro servicio de Guardería para bonsáis.  Este servicio se inauguro hace 20 años y cada vez mas personas confían en nosotros. Puedes traer tu bonsái o tu colección completa.





Con los Bonsais en una playa de Santoña


Bonsai Center Sopelana permanece abierto todos los días y nuestro personal cuida con mimo de todos los bonsáis alojados en nuestras instalaciones.




  No obstante si decides ir de vacaciones con tus bonsáis tendrás que tener en cuenta una serie   de parámetros. 

¿Que medio medio de transporte utilizaras ?  ¿ Donde pasaras tus vacaciones?.

El coche es el medio de transporte más habitual para viajar. Si el viaje es largo riega bien los bonsáis, sin mojar las hojas y sitúalos en un lugar del vehículo donde no se muevan con los vaivenes de las curvas. Cuando detengas la marcha, coloca el coche a la sombra para que la temperatura en el exterior no suba excesivamente. Puedes dejar las ventanillas ligeramente entre abiertas. Mantén al bonsai lejos de las corrientes de aire que se forman con el aire acondicionado, demasiado frío para la época. También evita el aire sumamente cálido que puede entrar por las ventanillas.


BetiConsejo: Recuerda llevar, un pulverizador o una  regadera por si es necesario hidratar el bonsai.



No me veo con el arce aqui.


Si viajas en avión y quieres llevar tu bonsai de vacaciones, piensa que si es grande irá en la bodega con una temperatura bastante baja para la época, Si el tamaño es mas pequeño podrás ubicarlo en una caja y meterlo contigo en cabina.  Una vez que llegues a destino deberás fijarte bien en la humedad del sustrato. Todos sabemos que el ambiente en las cabinas de los aviones es muy seco.Si viajas al extranjero infórmate si el país elegido admite material vegetal sin certificado fitosanitario.

Por fin, llegas al hotel, o a la casa de vacaciones.  Busca una buena ubicación para tu bonsai.
Una zona orientada al este o al oeste sirve para la mayoría de las especies.
Los primeros días notarás que el bonsai pierde algunas hojas, tranquilo, simplemente se esta adaptando a su nuevo hogar. En unos días estará estupendamente. Solemos elegir destinos cálidos para nuestras vacaciones. Ojo con eso ¡¡¡. El bonsai necesita tomar de todo pero en pequeñas dosis. Sales de Bilbao y vas a Cádiz, pongamos por ejemplo. Mas sequedad, mas temperatura, mas radiación solar; pues a proteger el bonsai.

Aunque tu estés de vacaciones no olvides que el bonsai necesita varios cuidados durante estas fechas.  Ten siempre a mano unas tijeras de poda, abono liquido o en bolas,  por supuesto la regadera, un bioestimulante por si fuera necesario.

 En Bonsai Center Sopelana puedes encontrar todo lo necesario para ir bien preparado.

Saludos cordiales
Beti Andrés

junio 23, 2015

Bonsai, ayuda para este mes.



Es verano

Fagus silvatyca, Bonsai, Vista del frente

 Calor, ambiente mas seco, sol, viento sur. Ojo con nuestros bonsáis. Muy importante que el riego sea el correcto.


No olvidéis abonar vuestros bonsáis.  Es posible abonar siempre y cuando el calor sea soportable. Por encima de 30 o 32 grados, la actividad de las bacterias en el sustrato se incrementa.  Esta actividad hace que el abono se vuelva inservible rápidamente.


Si tenemos la seguridad de que esto va a pasar es mejor que el bonsai permanezca sin abono.




Es época para defoliar las especies frondosas; arces, olmos, carpes…Provocaremos una segunda brotación mas pequeña y compacta si acertamos bien con el momento. Debemos intuir que el bonsái tendrá tiempo de volver a brotar antes de que las condiciones de calor y sequedad lo hagan imposible.

Toca limpieza y mas limpieza. Con el calor, los bonsáis crecen pero también crecen las hierbas indeseables en nuestro sustrato.  Debemos mantener el sustrato libre de hierbas  y plantas invasoras. De esta forma evitaremos que el suelo se colapse por las raíces de estas plantas.
Limpiar las hojas caídas o feas. Cepillar los troncos..
Aclarar las copas para que entre la luz y se formen nuevas yemas. Si lo veis necesario podéis alambrar.

Cuidadito con los inquilinos que no pagan su alquiler. Insectos, hogos, ácaros, huevos de índole diversa. Aplicaremos productos fitosanitarios específicos, si es posible, para bonsái.

Como hace buen tiempo, también es momento para hacer excursiones, visitar bosques. Poder ver hayas, arces, olmos, fresnos y demás especies de árboles en la naturaleza.

Hayas, detalle de las hojas
  
Euskadi tiene sitios maravillosos pero el domingo fuimos un poco más lejos. Visitamos un hayedo en una zona kársticas del norte de Burgos. Un lugar pequeño y silencioso pero con unas hayas maravillosas adaptadas perfectamente al medio. 

La media de edad de las excursionistas superaba ampliamente los cincuenta y todos. Despacito y buena letra para no meter la pierna en los huecos escondidos. Las piedras casi estaban completamente tapadas por las hojas caídas y emergiendo de aquellos cerebros rocosos las hayas se veían tortuosas, con troncos que iban en una y otra dirección buscando la luz, e intentando desplazar de la ladera a la contigua.

En los márgenes del bosque de hayas,  centenares de flores silvestres, geranios, fresas, daboecias, y arándanos a saco.

Estas visitan sugieren después formas de trabajo y diseño en el taller. Al ver estas formas, comenzamos a ver los estilos de bonsai con otra perspectiva. La mayoría de los bonsáis carecen de este dramatismo que supone la lucha por la supervivencia. Es difícil recrear en una maceta un ecosistema tan complejo.

Flores en claro oscuro

Debido a la competencia entre los arboles, crecen desaforadas con formas increibles y hojas grandes para aprovechar el rayo de luz que se filtra hasta las partes bajas del bosque y asi poder sobrevivir mas tiempo que las vecinas.
Y es que la competencia existe también en la naturaleza. Eso si, una competencia sana donde el mas fuerte o el mas adaptado sobrevive.

En este enlace podéis leer algo mas acerca de un trabajo realizado a una Fagus sylvatica.

HAYAS, OMOTE Y URA


Saludos cordiales



Beti Andrés




junio 16, 2015

Bilbao Bonsai

Junio

Tejo, limpiando la madera muerta 1

 Bonsai Center Sopelana empieza la temporada de verano. Esperamos que traigáis vuestros bonsáis y que pasen aquí una buena estancia en régimen de guardería mientras vosotros disfrutáis de unas merecidas vacaciones. Arces, olmos, sageretias, olivos y demás miembros de la familia recibirán sus dosis de cuidados. Podas y pinzados, abonos y enmiendas… La semana pasada presentamos un tejo en su etapa de poda de aclareo. Esta semana las fotos del artículo reflejan la limpieza de su madera muerta. El bonsái ha sobrevivido a situaciones límite, agua, viento, nieve, granizo y ahora luce con todo su esplendor.

 

Los japoneses adoran el pescado y cuanto más fresco mejor. Sus aguas están prácticamente esquilmadas, así que se han visto obligados a pescar en sitios muy alejados de sus costas para conseguir  los miles de toneladas que necesitan para abastecerse. Eso implica la construcción de barcos más grandes. Cuanto más lejos se viaja mas se tarda en regresar con lo que el pescado no estaba tan fresco.  Entonces pensaron en construir grandes buques con cámaras que congelaban el pescado. Pero los japoneses distinguían a la perfección el pescado fresco del congelado.  El precio bajaba al estar el pescado refrigerado. La solución no era buena. 

Tejo, limpiando la madera muerta2


Tuvieron otra idea. Meter en los barcos enormes tanques con agua del mar. Allí metían las capturas y las mantenían vivas hasta llegar a puerto.


Pero, después de un poco de tiempo, los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados pero vivos. Desafortunadamente, los japoneses también notaron la diferencia del sabor. Porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor 'fresco-fresco'. Los japoneses prefieren el sabor de los peces bien vivos y frescos, no el de los peces aburridos y cansados que los pescadores les traían...


¿Cómo resolvieron el problema las compañías pesqueras japonesas? ¿Cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco? La solución que encontraron los japoneses es por demás original, Invitaron a un tiburón a sus tanques... así es como los peces japoneses se mantienen vivos: para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras todavía ponen a los peces dentro de los tanques en los botes pesqueros. Pero ahora ellos ponen también ¡un TIBURÓN pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos... ¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!.

Tejo, limpiando la madera muerta 3


Cuando existe alguna situación que desafía nuestra existencia es cuando extrañamente aprendemos a mejorar y a añadir mas capacidades que antes estaban enmascaradas.


Si tus desafíos son del tamaño correcto, y si poco a poco vas conquistando esos desafíos, te sientes feliz. Piensas en tus desafíos y te sientes con energía. Te emociona intentar nuevas soluciones. Te diviertes, ¡te sientes vivo!


Tan pronto como llegas a la meta intentamos emprender algo nuevo.  En ese punto estamos. Una vuelta  de tuerca, un nuevo reto en Bonsai Center Sopelana. Notareis los cambios poco a poco. No es cuestión de meter en el tarro demasiados tiburones. Por lo pronto en lo que se refiere  a este medio de divulgación, mas texto, menos imágenes. Utilicemos la imaginación.


Nos reorganizamos. Nos sobra determinación, y disponemos de ayuda capacitada. ¿Que mas queremos?


Por todo eso hemos invitado a un tiburón a nuestro tanque. Así siempre nos mantendremos frescos.

Saludos cordiales
Beti Andrés

 

junio 09, 2015

Un tejo en el taller




Esta semana toca trabajar de lo lindo. Como ya comentamos la semana pasada, el verano ha llegado para nuestros bonsáis. Durante esta primavera han crecido mucho ya que estaban bien alimentados.  Toca podar para que el sol entre al interior y forme nuevas yemas.
Es el caso de este tejo. Llego a casa hace casi un año, pletórico, lleno de brotes dejados crecer libremente para que adquiriera fuerza y equilibrara todas sus zonas de crecimiento.
En Octubre de 2014, tuvimos nuestra fiesta de Bonsai, ( atentos a Octubre de este año). Nos visitó Taiga Urushibata nuevamente y le puse éste ejemplar en sus manos. El árbol es precioso. Tenía algunos problemas como un tronco demasiado frontal que hubo que eliminar. Una parte trasera muy plana que se subsano bajando una potente rama con tensores.  Queríamos aprovechar el árbol al máximo.



Taiga san le realizo una primera selección de ramas, colocación de estas en sus lugares correctos, poda del exceso de follaje y un primer alambrado muy suave. No llego a definir la copa del todo pero nos dejo las directrices para seguir con el trabajo.
Podéis ver todo el proceso en el siguiente enlace


En otoño e invierno ha estado situado casi a pleno sol. Únicamente tiene por encima una pequeña malla antipajaros que evita el 8% de la radiación solar y me quita sustos del tipo nevadas, granizos etc.. La red al ser tan finita confunde a los mirlos. Si pasan, al salir se las ven canutas para buscar el escape, con lo que a la siguiente creo que se lo piensan y no entran.





Es importante ser muy constante con el abono. Yo siempre uso orgánico. La composición no es muy importante. Vario entre pellets y tamahi, La concentración de nitrógeno oscila entre 3 y 5,5. Tengo cuidado de poner poco y a menudo. La humedad hace que, a veces, se descomponga demasiado rápido y las hojas se resientan amarilleando de repente. Aquí llueve mucho así que si el abono viene con oligoelementos que incluyan hierro mejor que mejor pues el tejo es propenso en zonas húmedas a la clorosis férrica.



Es muy importante que el árbol este completamente sano. A menudo pensamos que los mayores enemigos del tejo son las cochinillas y los coleópteros que se comen las raíces. Yo creo que el mayor enemigo son los hongos producto de un mal riego o de un mal drenaje. Es triste ver como un ataque de hongos durante meses, incluso años puede pasar desapercibido y súbitamente el árbol se viene abajo, seca ramas completas y sufre un decaimiento a veces sin solución. También he notado que puede decaer si cortamos radicalmente las vías de savia para trabajar la madera. A lo largo de la madera, los tejidos cicatrizan bien pero si el corte es de través, el callo de cicatrización es pésimo o inexistente.




Para evitar los hongos, aplico fungicida rico en cobre y fosfito potásico 3 o 4 veces al año y me ha dado un resultado estupendo. El fosfito además, aplicado en primavera da una tonalidad verde oscura al follaje. En invierno pulverizo por encima con polisulfuro al 10% para eliminar patógenos que se esconden entre la corteza o debajo del alambre.
El caso es que con todos estos cuidados, la brotación ha sido muy buena. Lo he dejado crecer libremente sin pinzar y ahora he procedido a realizar el mekiri.  Siempre hablamos de cuando es idóneo hacerlo. Todo depende de donde y de que especie. Debemos hacerlo cuando la brotación tiene una cierta longitud, en el caso de los tejos, las nuevas ramitas tendrán unos 12 o 15 cm de largas y nos aseguraremos que una vez realizado el mekiri quedan suficientes días apropiados ( no mucho calor, abundante humedad ) para que el árbol brote nuevamente.




El sábado Lourdes se dedicó a cortar toda la brotación de este año dejando únicamente un centímetro o centímetro y medio de la nueva brotación. En algunos casos nada, para así equilibrar el vigor entre zonas. También eliminaremos las acículas más viejas que crecen a lo largo de las ramas para favorecer la formación de nuevas yemas.
Una vez podado podéis ver como desde Octubre hasta ahora ha ganado en densidad. Toca esperar a que se formen nuevas yemas en el interior de las ramas y que cada vez sea mas compacto. Los alambres no se clavan aun, así que permanecerán otra temporada.




La semana que viene limpiaremos la madera muerta frotando con un cepillo y aplicaremos algún endurecedor de la madera. Quiero que toda esa madera se conserve así, natural y sin actuaciones mecánicas.
También bajare un poco el nivel del sustrato. Quiero ver mejor lo que hay inmediatamente debajo.
Os muestro una foto de octubre y una tomada el sábado. La diferencia es obvia.
 




Saludos cordiales
Beti Andrés
 

junio 02, 2015

El verano ya llegó para nuestros bonsais.





A la hora de realizar trabajos en nuestros ejemplares los principiantes tienen problemas con las fechas para realizar las técnicas. Cada uno escucha una cosa diferente y no te digo si empiezas  a leer libros, mirar en Internet, videos y demás..Todos hemos oído lo de transplanta a principios de la primavera o en otoño no puedes o si puedes esto o aquello.
Debemos tener claro el planteamiento de las estaciones en el tema BONSAI.
Las estaciones son los intervalos del año en los que las condiciones climáticas se mantienen, en una determinada zona, dentro de un cierto rango. Estos periodos son normalmente cuatro y duran aproximadamente tres meses.
Ya sabemos que son primavera, verano, otoño e invierno. Estas diferencias en el clima se deben a la inclinación del eje de giro de la tierra, con lo que unas zonas reciben mas luz que otras y el día se acorta más o menos dependiendo de la latitud y de la altura.



En el ecuador las estaciones son sólo dos: la estación seca y la estación lluviosa; ya que en ellas varía drásticamente el régimen de lluvias, pero no varía mucho la temperatura. A partir del paralelo 7° se observan los cuatro cambios estacionarios claramente. Ciertas culturas, como las de algunos aborígenes en Australia, dividen el año en seis estaciones. Chinos y japoneses elaboran calendarios especiales para sus cosechas.
Estas estaciones afectan a todos los seres vivos incluidos los bonsáis.


Existen cuatro métodos principales para dividir el año en estaciones:

  • método astronómico, que se basa en los acontecimientos astronómicos relacionados con la posición de la tierra respecto al sol. Según este método, el verano comienza el 21 de junio en nuestro hemisferio.
  • método meteorológico, que se basa en acontecimientos climáticos, sobre todo en la temperatura,
  • método fenológico, que se basa en acontecimientos relacionados con los cambios en la naturaleza al pasar el tiempo (fauna y flora).
  • método tradicional asiático/irlandés, basado en la insolación o radiación solar.

El modelo de las estaciones del año basado en la astronomía presenta limitaciones cuando se analiza el año de manera meteorológica, teniendo en cuenta indicadores como la temperatura y la precipitación. Así, el verano astronómico no coincide con la fase del año con mayor temperatura ni el invierno con la de menor temperatura, y la primavera astronómica en casi todos los casos es ligeramente más cálida que el otoño astronómico.



Por tal razón, en la meteorología la división del año en estaciones es ligeramente diferente:
Primavera: trimestre con ascenso de temperatura, en esta época empieza a florecer todo lo devastado por el invierno pasado (marzo, abril y mayo en el hemisferio norte; septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio sur).
Verano: trimestre con mayor temperatura (junio, julio y agosto en el hemisferio norte; diciembre, enero y febrero en el hemisferio sur). En nuestro caso, ayer día 1 de junio comenzó el verano meteorológico, más acorde con los comportamientos de nuestros bonsáis
Otoño: trimestre con descenso de temperatura, en esta época se empiezan a caer las hojas de los árboles y plantas (septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio norte; marzo, abril y mayo en el hemisferio sur).
Invierno: trimestre con menor temperatura, en esta época nieva en las zonas que están fuera del trópico (diciembre, enero y febrero en el hemisferio norte; junio, julio y agosto en el hemisferio sur).



Método fenológico
La fenología  investiga los ciclos y cambios en la naturaleza a lo largo del año. Ejemplos son el crecimiento vegetal, el florecimiento de las distintas especies o los ciclos reproductivos y las migraciones de animales por razones climáticas. Para esta disciplina de la ciencia, tanto la división tradicional como la meteorológica son demasiado imprecisas para determinar las estaciones del año. Además, en cada zona climática las estaciones se dan de manera diferente. Un ejemplo: Para la fenología el invierno consiste en el período sin crecimiento vegetal. Este período no siempre dura tres meses, por ejemplo en zonas con clima boreal/continental puede durar hasta nueve, caso de Siberia.



CONCLUSIONES:
No hagamos caso a las estaciones usuales determinadas por el método astronómico, no sirven para nuestros bonsáis. Hagamos caso de las clasificaciones por el método meteorológico, o por el método fonológico. Dicho esto
Queridos lectores AYER COMENZO EL VERANO. Ojo a nuestros bonsáis.



Saludos cordiales
Beti Andrés