Ir al contenido principal

#BetiConsejo: Dale tres años a tu azalea



Es tiempo de azaleas. 

Las satsuki florecen este mes de mayo incluso a principios de junio.

 

Bonsai de azalea satsuki en plena floración



Son muy apreciadas en bonsái. Duras, troncos gruesos y florecen maravillosamente.



Las azaleas crecen bien en sustratos ácidos y con buen drenaje. Un pH adecuado oscilara entre 5,5 a 6,0. Es importante que la tierra drene bien, odian tener los pies mojados.

El sustrato ideal sería uno a base de kanuma. Algunos aficionados lo mezclan con algún sustrato ligeramente fertilizado. Yo no lo aconsejo ya que lo que ganas en crecimiento puedes perderlo si se compacta la tierra y las raíces se ahogan. El musgo esfagno mezclado con kanuma sí funciona algo mejor.


Unas flores espectaculares

Las azaleas pueden crecer  bien en un lugar soleado con alguna ligera sombra. Viven muy bien si están orientadas al este.

Las azaleas son muy duras pero tienen mala fama ya que se estresan un montón tanto cuando se trasplantan como cuando florecen.

Si dejas florecer tu azalea cada año, acabara perdiendo vigor. Dale alguna temporada de descanso eliminando las flores.



#BetiConsejo: Para tener un bonsái de azalea siempre bello y sano imponte  un ciclo de tres años:

  • ·            primer año trasplante,
  • ·         segundo año poda y modelado y
  • ·         tercer año dejar que florezca.



Bonsai azalea variedad Kinsai

No abones tu bonsái de azalea  antes de que florezca, el fertilizante ayudará a que crezcan las hojas pero no la flor. Si no la vas a dejar florecer abona generosamente con abono orgánico. Un abono alto en potasio es lo más adecuado y si además tiene hierro será el no va más.

Poda y pinza después de la floración pero a primeros de julio deja de realizar podas y pinzados ya que lo único que lograras es disminuir la floración de la primavera siguiente.


Saludos cordiales desde Bilbao
Beti Andrés


Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.