Ir al contenido principal

Picea con futuro.



Hoy quiero contaros la historia de esta Picea. 

alambrado poda aclarado yamadori
Picea con un primer diseño

 


Las piceas de zonas frías incluso templadas y húmedas tienen un fuerte crecimiento piramidal. 


En Euskadi no son  autóctonas sino que  se plantan en algunas zonas para aprovechamiento industrial, y sobre todo, para su uso como árboles de navidad.

 


Un buen modo de distinguir las píceas de los abetos comunes es observar la manera en que las piñas se disponen en las ramas: en las píceas las piñas "cuelgan" de las ramas; en los abetos blancos se "apoyan"  sobre ellas como sucede en los cedros por ejemplo.

yamadori conifera alambrado
Detalle del nebari, inestable
Las piceas de vivero se utilizan para hacer bosques y por supuesto como proyecto futuro. 

Cuando empezamos a hacer bonsái, todos hemos intentado hacer un bonsai de picea como un árbol de navidad en miniatura. 

En aquel esqueleto numerábamos las ramas: primera rama, rama de contrapeso, rama trasera, frontal y ápice. 
Todos veíamos el mismo bonsái, sin armonía ni equilibrio. 





Cortábamos ramas que luego necesitábamos con el absurdo objeto de cumplir las normas que leíamos en libros que vistos a posteriori eran de dudosa calidad.

Podábamos en altura para acortar nuestro pseudo bonsái y perdíamos la conicidad. Esa herida cerraba pesimamente y lo único que logramos fue un palo igual de gordo por arriba que por abajo, con un corte brusco y cuatro ramas escuálidas en todas las direcciones que se alejaban asustadas del tronco.


Finalmente desechábamos el proyecto aburridos de su lentitud  y acabábamos regalando la picea a otro que sabía menos que uno mismo.


yemas y brotes yamadori conifera piñas colgando
Comienza a brotar con fuerza
Pasan los años, vas aprendiendo más o eso crees y un día, de paseo te topas con esta picea toda aplastada y pisada.   

Una forma atípica. El crecimiento piramidal no existía. Creo que no estaba muy firme y que alguna entresaca la medio arranco  quedando casi muerta con cuatro raíces que la sujetaban de forma inestable.

Los animales se encontraron una picea a la altura de sus cuellos así que come que te come produjeron unas acículas pequeñitas. 






El árbol estaba muy débil y sigue en proceso de fortalecerse.
Lo sé porque las yemas terminales son escasas y no muy gordas.


Cuando lo vi colgaba prácticamente de unas raicillas y pensé. Otro invierno aquí, otras ovejas y otra limpieza de montes y muere sin remedio. La apañe como pude entre helechos pensando que iba a morir pero después de tres años  aquí está, débil pero viva.


Le hemos dado en clase un primer diseño. Colocar las dos ramas más importantes en su lugar y hemos bajado el ápice para hacer una semicascada medio azotada por el viento. Ángel ha sido el encargado de tratarla lo mejor posible en un par o tres de sesiones.

madera muerta yamadori alambrado yemas brotacion
Detalle de las heridas sufridas en su vida en la montaña
No hemos podado nada de nada. Cuando este fuerte pinzaremos el nuevo crecimiento cuando los brotes se alarguen  a 2-3 cm. 

Siempre dejaremos unas cuantas agujas para favorecer la nueva brotación. Evitaremos en la medida de lo posible la perdida de resina.


Las ramas retiran savia en la estación activa así que cuidado con el alambrado o la poda en esos momentos.
Como hemos comentado al principio, las ramas densifican mal y retraen más bien poco o nada.






Es muy difícil que el bonsái brote de atrás. 
Solo si hacemos una poda muy severa conseguiremos eso. 
Lo mejor es alambrar las ramas quedándote con las de más arriba y bajarlas hacia abajo lo más posible para disimular la falta de verde del interior.


Parece que la manipulación le ha sentado bien y comienza a brotar esplendorosa y con un porte digno de su especie.

 

 

Saludos cordiales desde Bilbao

Beti Andrés

 

Visita nuestra tienda online 

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.