Ir al contenido principal

#BetiConsejo: estragos de verano, soluciones para tu bonsai.



Estos días suelen ser un poco tristes en Bonsai Center. 

Algunos clientes llegan con cara compungida portando en sus manos un pequeño bonsái hecho una calamidad.



Se fueron de vacaciones. 


Alguien se ofreció voluntario para regar periódicamente el bonsái. La vecina, el hermano, la abuela. Otros no tuvieron voluntario así que empaparon el bonsái de agua y se encomendaron a la buena suerte.



Total que, delante de mi veo un bonsái sin hojas, o con las hojas podridas, con estrías en la corteza, ni una hoja verde y lozana, ni un atisbo de vida en esa maceta. Es desolador.

Además me toca decir al dueño con la mejor de mis expresiones que la cosa tiene mala pinta y peor solución.


Tenemos que intentarlo.


El bonsái es un árbol, vamos a darle una dosis de confianza a ver si consigue volver a revivir.



Veamos si el bonsái ha pasado sed o ha tenido exceso de agua:


  1. Si las hojas están arrugadas o se han caído. Si las hojas permanecen en el bonsái pero al tocarlas crujen y caen. Si la corteza de tu bonsái tiene finas líneas estriadas a lo largo, el bonsái está seco.



  1. Si las hojas tienen manchas marrones o aparecen mustias y blandengues, lacias. Si huele mal, a podrido, si algunas partes de las raíces están blandas. Si el sustrato esta encharcado, tu bonsái tiene exceso de agua.
 #BetiConsejo
Pasos a seguir cuando ha habido falta de Agua

-          Elimina las hojas secas, las flores marchitas, los residuos encima del sustrato.



-          Sumerge la maceta hasta la mitad de su altura en un recipiente con agua tibia hasta que la tierra esté completamente empapada. El proceso puede durar desde unos 15 min hasta incluso una hora. El caso es hidratar el sustrato y con él, las raíces.



-          Retirar el bonsái del agua y dejar que escurra durante un rato el exceso de agua. No dejes el agua que drena en un plato, retírala. Pincha con un alambre ligeramente la superficie del sustrato para ayudar a que el agua se distribuya bien por toda la maceta.



-          Continua regando periódicamente el bonsái aunque no lo veas brotar.

-          Pulveriza las hojas aunque no las tenga para darle un ambiente más húmedo de lo normal.

-          Quita todo el abono que pueda tener y no fertilices hasta que el bonsái se recupere.

-          Aplica hormonas o algún bio estimulante del crecimiento para darle un chute y que el bonsái se venga arriba.

-          Sitúa el bonsái en un lugar húmedo, aireado y a la sombra.



Pasos a seguir cuando ha habido exceso de agua


- Intenta que el sustrato se oree y seque lo más deprisa posible



- Levanta la maceta de un lado para que el agua escurra hacia el otro agujero de drenaje más rápidamente.

- Seca el sustrato por encima con papel absorbente.

- No riegues mientras veas el sustrato húmedo.

- Coloca el bonsái en un sitio cálido y aireado, pero no a pleno sol.

- Retira el abono

- Utiliza un bio estimulante o vitaminas. Nunca fertilizante mientras el bonsái este enfermo.



Saludos cordiales desde Bilbao
Beti Andrés