Ir al contenido principal

#BetiConsejo: Ójala lloviera mas.



Por fin llueve. 


Después de no sé cuántos días ha comenzado a llover. Nuestro sirimiri ha estado cayendo toda la noche y parte del día. La temperatura ha bajado en cuestión de minutos unos 10 grados y yo estoy en la gloria.


Mis bonsáis se ven esplendidos. 

Cuando se riegan con el agua de lluvia parecen más verdes, más lozanos, crecen más.

 

¿A qué se debe esto? Si el agua es siempre agua.

El agua de lluvia es un agua pura, libre de cloro y libre de cal, blanda y muy oxigenada.

Cuando el agua de lluvia  se contamina en su trayectoria hacia la superficie, se forma la lluvia ácida que es muy perjudicial para las plantas.

La lluvia al golpear las hojas, las limpia, arrastrando el polvo acumulado durante los días más calurosos y secos. Es como si se duchasen y se encontraran mucho mejor.

Cuando la lluvia es larga y copiosa va filtrándose en el sustrato,  arrastra con ella a los nutrientes que se encuentran en las zonas más superficiales del sustrato y lo acerca a las zonas más profundas.

La lluvia al caer suavemente sobre los bonsáis crea un entorno templado con alta humedad en el aire, además moja toda la superficie uniformemente durante más tiempo.

El agua de lluvia es blanda, favorece la disolución acuosa de nutrientes, facilitando la asimilación de los mismos por los bonsáis. De esta manera nuestros arboles crecerán más y mejor.

La temperatura del agua de lluvia es ideal para el crecimiento de los árboles. Ni muy fría como la de pozo, ni muy caliente como cuando sale de la manguera o del grifo expuesto al sol.



El agua de lluvia tiene cierto porcentaje de nitrógeno lo cual hace que los bonsáis se pongan más verdes.

El agua pura tiene un pH de 7, lo que significa que es neutra, no ácida o básica. Sin embargo, el agua de lluvia natural es ligeramente ácida, con un pH de 5,6, debido a que la parte de la atmósfera que contiene nubes contiene dióxido de carbono, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno. Este dióxido de nitrógeno reacciona con el agua para formar ácido nítrico.



Siempre podemos regar los bonsáis  con manguera, con regadera, con aspersores… pero estaremos de acuerdo que la forma más natural de hacerlo es mediante… la lluvia.

El agua de riego tiene solo una ventaja respecto al agua de lluvia, y es la aplicación de las cantidades justas que nuestros bonsáis necesitan en cada momento de su ciclo de crecimiento, evitando con ello los problemas fitosanitarios y asfixia radicular, que pueden producirse por un exceso de agua.


Si pudiéramos dar al botón para abrir la dosis de agua de lluvia y cerrarlo cuando nuestro bonsái este perfectamente mojado seria el NO VA MÁS
#BetiConsejo: Siempre que puedas, permite que tus bonsáis se rieguen con agua de lluvia.


Saludos Cordiales desde Bilbao
Beti Andrés

ENTRADAS POPULARES

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

EL MAS VIEJO DEL MUNDO

Hola

Es verano. Yo llevo unos días preparando mis futuras vacaciones cuando descubrí esta historia que tiene mucho que ver con el bonsai. Es una gozada visitar estados como Utah, Nevada, California, Arizona donde la naturaleza produce bonsai en potencia, pero bonsai que no se puede arrancar. Únicamente disfrutar y tomar ideas.


Árboles viejos, viejísimos, los más viejos de la tierra con maderas muertas increíbles producto de la acción del viento.
Hace ya unos años, los grupos conservacionistas descubrieron los pinos longaeva, árboles viejísimos. Seres de otros tiempos, mas viejos que las pirámides y los fueron poniendo nombres: Buda, Sócrates, Prometeo….Por falta de fondos el grupo se disolvió.

Todo empieza con Prometheus, el inmortal que mostró el fuego, (metafóricamente el conocimiento), a los hombres engañando a los dioses. Esta es la historia de Prometheus, un pinus longaeva de las Montañas Blancas entre Utah y Nevada.  Crecía libremente cuando hacia 1963 o 64 un estudiante graduado en…

ARCE MONTPELLIER

Hoy quiero presentaros este monspessulanum con mas de 18 años en maceta.  Esta variedad es bastante peleona a la hora de crecer y ramificar bien. Si le haces cositas fuera de su momento puede permanecer quieto durante meses hasta que comienza a asomar timidamente.
Durante bastantes años ha estado en una bandeja demasiado plana y con las raices muy gruesas sin podar adecuadamente asi que el crecimiento ha sido caotico y escaso.
Posteriormente se intento solucionar el tema cometiendo el error contario. Demasiada maceta, demasiado sustrato por debajo pero ninguna poda de raices correcta. De ésto ultimo han pasado unos 3 o 4 años hasta que un dia volvi a verlo.
Me habia dejado el riñon ( a pesar de que era joven por aquel entonces) recolectando este bitxo y no podia permitir que se fuera muriendo por desinteres asi que despues de cenar me lo lleve puesto debajo del brazo.
Unas fotos desde distintos angulos.







Comenzamos por aplicarle una sesion de peluqueria. Despues de no pinzar ni podar d…

Abonado de Bonsai al límite.