F Diseño y cuidado de Bonsais en Bilbao. Tienda Bonsai Center Sopelana. : El dilema de las raíces del bonsai.

noviembre 08, 2016

El dilema de las raíces del bonsai.



¿Qué raíces corto?

En el interior de una maceta cohabitan dos tipos fundamentales de raíces.

 

 


Las raíces externas: son las que vemos exteriormente y que forman el nebari del bonsái. Serán más gruesas y ordenadas de forma radial. A veces caso de las azaleas... estas estructuras se convierten en un amasijo de raíces entrecruzadas y retorcidas que hay que eliminar. Se puede mejorar el nebari con diversas técnicas  pero eso será el tema de otro artículo.

Las raíces subterráneas: Son las que están en el sustrato y no vemos. Aquí tenemos que actuar con decisión.




Sabiendo que un bonsái se alimenta de agua y nutrientes que absorbe por las raíces más finas.
Cortaremos

Las raíces gruesas con pocos pelillos radiculares, pero ojo, no todas a la vez. Córtalas en bisel y hacia abajo. Al crecer de nuevo tendrán más superficie para conseguir raicillas finas.

Raíces retorcidas o dobladas que no se pueden mejorar con alambrado.

Las Raíces que se cruzan con otras raíces enmarañando el cepellón y haciendo imposible el paso del agua o la respiración.

Las raíces que crecen verticalmente hacia abajo sobre todo por debajo del cepellón.

Las raíces que dan sensación de crecer hacia afuera pero que luego se vuelven hacia el centro.

Las raíces muertas, enfermas, con bultos...

¿Cuándo cortaremos?

Cuando el suministro de aire se ve limitado en el sustrato el crecimiento del bonsái también se ve limitado. Es necesario podar raíces. Establecer la estructura radicular básica para luego comenzar con el refinamiento del cepellón de raíces.


El cuándo también se refiere a la época de corte de raíces.  Tendremos que leer nuestro bonsái. La época depende de la especie, del grado de humedad, de la latitud, de si es frondosa o conífera…. De si la especie es más delicada o no. De si las raíces se han activado o no, de si las yemas comienzan a hincharse...


Algo general y correcto para todos los casos es cortar las raíces en el periodo de latencia inmediatamente anterior a una nueva brotación.

¿Cuánto cortamos?


Dependerá de la salud del bonsái y de su edad, y de la especie.

En los ejemplares jóvenes se puede podar rotundamente, entre un 30 y un 50 % del volumen total de raíces.

En ejemplares viejos y sobre todo si son coníferas: podaremos con sumo cuidado incluso a veces solo es aconsejable peinar las raíces y ellas mismas se auto eliminan...
¿Quitamos todo el sustrato?

Nunca de una sola vez sobre todo si tiene tierra vieja. Cuando hablamos de frondosas con varios trasplantes a cuestas si podemos realizar un lavado de raíces eliminando toda la tierra.

¿Cómo elegimos la maceta adecuada? Y no me refiero a la forma o al color.

Sera aquella que permita acomodar las raíces y con espacio suficiente para que crezcan. Si es muy grande habrá problemas de riego bien por evaporación excesiva, bien por sobresaturación.




Saludos cordiales desde Bilbao
Beti Andrés