Ir al contenido principal

Algo se mueve en mi invernadero.



Ayer me encontré un nido muy sospechoso en mi invernadero. Me puse nerviosa. 

¿Será la avispa asesina?. 

Algo se mueve en mi invernadero
Nido de avispa

En este caso era un nido de avispas europeas. Lo supe por su tamaño, como una pelota de golf.
A través de un pequeño agujero se veía a la reina, la única habitante del nido, que en cuanto llega la primavera se pone a construir su nuevo nido. Poco a poco irán llegando las obreras y ella dejara de trabajar.


Si desaparecen los polinizadores como abejas y mariposas la masa verde de este planeta se iría al carajo.


Los insecticidas, el cambio climático, los virus, hongos, parásitos, así como la industrialización están acabando con las abejas. Además se une la amenaza del avispón asiático, la 'vespa velutina'.

Esta especie invasora entró por Burdeos en un contenedor de material de construcción procedente de China y se extendió rápidamente.





El avispón adulto come fruta madura, pero a sus larvas las cría con abejas y larvas de abeja. Para ello manda a un explorador y, cuando encuentra una colmena, avisa de su localización y entre todos acaban con ella.

La Vespa Crabro común en Europa, es algo más grande -unos 45 mm-, con numerosas franjas amarillas y cuerpo marrón, mientras que la invasora, la avispa asiática o 'vespa velutina', es negra en el tórax y en la cabeza y tiene solamente un anillo amarillo, color que se repite en las patas.

Es importante distinguirlas puesto que el avispón germánico defiende el territorio frente al avispón asiático.

Otra manera de diferenciarlas es por su nido. La avispa asiática construye una colmena de hasta 80 centímetros y es totalmente esférica. La europea que construye nidos más pequeños y achatados.

Saludos cordiales desde Bilbao
Beti Andrés

Entradas populares de este blog

Penjing on a fungus

Hola

Hoy se me ha ocurrido hacer un penjing con unas serissas pequeñitas y unas setas tamaño familiar. Estos hongos inmensos parasitan hayas, robles... en zonas humedas. Si ellos pueden vivir sobre un árbol, esta vez les toca ser los parasitados.



Después de aplicarles un polímero para evitar la perdida de agua y el consiguiente deterioro, hemos fumigado a conciencia con un triple acción. A continuación he decidido dar la vuelta a los hongos y usarlos a modo de plataformas para hacer la plantación. 4 hongos unidos entre si con largos clavos y algún que otro alambre. Me encantan las vetas de colores que forman los bordes exteriores. Parecen cantos rodados con líneas de crecimiento. Incluso he utilizado una pequeña piedra como ápice que simula ser otra seta.


Abusar del musgo no es problema, crece libremente en las zonas más sombrías de mi bancal. Lo que me gusta de este conjunto es que todo es orgánico. Los árboles y,también el soporte donde estas ubicados. El problema es que el trabajo tendrá …

Abonado de Bonsai al límite.