Ir al contenido principal

BONSAI CON ESTILO.



Quedan muy pocos días para la celebración de Tantai, exposición de bonsái que es un referente en el universo bonsái.

Hay una diferencia entre presentar un bonsái bien y presentarlo Muy Bien. Esa diferencia es el detalle. La atención a las cosas mínimas, la puesta en escena de una forma hasta incluso puntillosa. Como en la vida, solo hay dos formas de conducirse, con estilo y sin él.

León Tolstoi escribió "acerca de lo que es el arte"; lo siguiente:
“Corrigiendo el estudio de un alumno, Briúlov hizo unos pequeños retoques y de pronto un estudio torpe y mortecino cobró vida. Y cuando el alumno se quedó sorprendido de que unas pocas pincelada hubieran bastado para producir semejante transformación, Briúlov exclamó: El arte empieza donde empieza ese poco“.
 

 
Foto cortesia de Christian Vos

 

Una exposición necesita de tres tipos de detalles:


Los externos: iluminación, mesas, altura de las mesas, fondos, tonos, espacios… Son lo que llamaríamos Decorados.

Los que acompañan íntimamente al bonsái: mesas, tablas, estantes, kakejikus, Plantas de acento, bronces, suiseki….

Todo aquello que da continuidad a la escena que vemos. Aquí también incluiríamos el maquillaje y peluquería del bonsái (poda, musgo, limpieza, cantidad de alambre…..).



Es muy importante la dirección o el sentido de plantas y árbol. No podemos hacer una presentación donde el árbol principal y el secundario tengan la misma forma o la misma línea de tronco. Por supuesto, no pueden ser de la misma especie.
El ejemplar primario (el más importante) se colocara de la mitad del conjunto hacia atrás. La planta de acento se colocara siempre por delante.
Ambos elementos estarán colocados en la presentación de forma asimétrica es decir la distancia entre ellos y la distancia entre los costados serán irregulares.
El sentido de movimiento del elemento principal deberá ir hacia la planta de acompañamiento. Esta última puede tener su sentido hacia el elemento principal o bien mantenerse estática.
 
Cortesia de Christian Vos
Cuando la presentación consta de tres elementos en vez de únicamente dos, colocaremos la planta de acento entre el bonsái primario y el secundario de manera que la distancia entre unos y otros sea diferente. El movimiento de bonsái principal y bonsái secundario se dirigirá hacia la planta de acento.
La presentación cambia dependiendo de la altura del árbol principal. Esta altura corresponde a la distancia entre el nebari y el ápice del bonsái. Si el árbol tiene un ten jin o jin en la punta no cuenta para medir su altura.
 
Cuando el bonsái mide más de 45 cm y menos de 70 cm presentaremos el bonsái con una planta de acento. Si el bonsái es una conìfera o un árbol de hoja perenne podemos colocar cualquier planta de acompañamiento (perenne, de flor y fruto, caduca...).
Si el árbol es de hoja caduca y se presenta en invierno, la planta de acento deberá tener  color (de flor o con fruto) o bien, con hojas.




Para árboles de menos de 45 cm (shuhin).

La presentación necesita un tercer elemento. Otro árbol inferior en tamaño al principal y mayor que la planta de acento. Este elemento debe señalar la estación en la que se encuentra la presentación.
Las reglas de color, variedad…agujas... serán las mismas que para los árboles de mayor tamaño anteriormente descritos.
Si el árbol principal es una conífera, el secundario será de flor o de fruto y la planta de acento muy pequeña o puede ser una herbácea.
Si el elemento principal es una frondosa con flores o frutos, el secundario será una frondosa sin flor o sin fruto o una conífera, el elemento terciario será una hierba de acento.

Si el elemento principal es una frondosa sin flor o sin fruto, el elemento secundario tendrá flor o fruto o puede ser una conífera. El tercer elemento será una planta de acento.
En lugar de presentar tres elementos vivos podemos sustituir el acento por un bronce, un suiseki, un rollo de pintura vertical pero es muy importante que el árbol secundario muestre la estación en la que se encuentra el conjunto.
 
Cortesia de Christian Vos

Jita
Una jita es une roncha de madera sobre la que se posa la planta de acento.
El grosor de la lámina debe ser muy fino, unos 5 mm. Y los bordes no deben estar trabajados, debe ser natural con los bordes redondeados.
Ningún elemento puede ir colocado directamente sobre la base. Deben ir encima de mesa, tapete, roncha, jita……

Los detalles hacen que la escena parezca verosímil que no real. Sin esos detalles no se podría contar la historia del árbol. ¿Dónde estaba, como crecía, que época del año era….? La realidad depende mucho de cada cultura, momento, estado de ánimo. La escena puede no ser realista pero si verosímil.
Cortesia de Christian Vos

El uso de pequeños objetos y accesorios para crear una sensación a pequeña escala y enfatizar la exhibición de un suiseki o de un bonsái, se denomina Tenkei o Tenpai.
En la exposición de un bonsai o de un suiseki, utilizar el tenkei adecuado es tarea bastante difícil.
El tenkei suele ser de metal, bronce o plata, con una pátina de antigüedad. Debe ser un objeto bello pero con poco brillo, que parezca muy viejo y distinguido.

Cuando pensamos en montar nuestro bonsái o suiseki  para una expo debemos tener en cuenta la composición completa. El elemento principal sabemos perfectamente cual es (nuestro árbol o suiseki en su mesa). Tendremos además un elemento secundario o mejor deberíamos decir adicional que complemente y acompañe al conjunto sin que el tema se repita. Lo mismo que no podemos usar un bonsái como acompañante que sea del mismo estilo o de la misma especie, no usaremos nunca un tenkei que simule un objeto que ya está en otro elemento de la composición.


Okimono literalmente significa "poner algo" y se utiliza para "adornos para la exhibición, objetos de arte, objeto decorativo", que por lo general aparecen en un tokonoma.
Un okimono puede ser una pequeña talla japonesa con un mero efecto decorativo. Dentro del término Okimono incluiremos: figuras, Koro (objetos para colocar el incienso),  objetos de caligrafía como suiteki (recipientes donde se coloca la tinta con una boca que permite caer al líquido gota a gota), pesos de papel para evitar que el papel de caligrafía demasiado fino se mueva al escribir (bunchin). A menudo estos objetos son demasiado grandes para exponer como elemento secundario del bonsái o del suiseki.



Pasamos entonces al término tenkei o a veces llamado tenpai, pequeñas figuras que forman parte de una escena. La figura cuando acompaña al suiseki puede colocarse encima de la mesa del objeto principal, encima del suiseki o al lado del suiseki fuera de la mesa en su propia ji-ita. Pueden ser figuras humanas, animales, barcas….

Las estaciones dictan de alguna forma la elección de una pieza o de otra. Por Ej. En primavera podemos elegir liebres, caracoles que salen con la lluvia. En otoño podemos colocar bellotas, hojas caídas...ciervos en la época del apareamiento o un par de ciervos en actitudes afectuosas.

Un águila u otra rapaz nos servirían para complementar un árbol típico de la montaña.
Si es un árbol propio de ribera o de cerca de los cursos de agua podemos enfatizar el conjunto con una figura de un martín pescador. Los cangrejos también se utilizan para simular cursos de agua...
En el caso de un bosque, el complemento puede ser un zorro o similar.
La figura puede ir sobre una ji-ita de madera, una plaquita de cerámica, una alfombrilla, tatami…


 Articulo recopilación de:


Saludos desde Bilbao